14 de noviembre 2008 - 00:00

No importa la suba, importa el porqué

No importa la suba, importa el porqué
En ruedas como la de ayer, parece que todas y ninguna explicación alcanza. Tras un inicio dubitativo, para la una de la tarde el Dow retrocedía 3,78% apuntando a terminar el día en el valor más bajo en 10 años y un mes. Motivos para esto había muchos, desde los políticos (no cayó nada bien la decisión de Obama de enviar dos representantes "marginales" a la reunión del G-20 que se celebra mañana -ninguno es parte de su equipo económico ni tendrá a futuro un rol importante en este aspecto-, en lugar de alguno de sus consejeros económicos principales o los candidatos a presidir el Tesoro), pasando por los corporativos (las malas proyecciones en los balances de Intel y Wal-Mart, el cambio de " chairman" en el Citigroup, etc.) hasta los económicos (los pedidos de seguro de desempleo alcanzaron el máximo en siete años), todo esto matizado con los vaivenes del precio del petróleo (en el premarcado retrocedía 2,5%, luego trepaba más de 6% y cerró en u$s 58,24 avanzando 3,7% -los commodities ganaron un más modesto 0,4%-).

Lo que no es tan fácil de justificar es por qué cuando bajaba el martillazo de cierre, el Dow se encontraba ganando 6,67% a 8.835,25 puntos (del mínimo al máximo, un increíble 11,34%). Sin dudas que una parte de la mejora se vinculó al tema petrolero (influido por la reunión de emergencia de la OPEC para recortar la producción y la modesta suba de los inventarios de crudo), ya que el sector energético ganó 11,1%. Pero la verdad es que 95% de los integrantes del S&P 500 avanzaron y hasta un sector en " desgracia" como el financiero se las apañó para subir más de 8% (lo mejor fue 12% de las inmobiliarias). Algunos se escudaron entonces en la idea que podría salir "algo bueno" de la reunión del G-20 (se habla de un plan de estímulo impositivo global). Sin embargo, el volumen operado (el mayor en un mes) sugiere que pudo haber sido todo el resultado de un "corner" que se hace a sí mismo un mercado que desde hace días parecía estar sobrevendido. El problema es que si nos dicen que la suba fue porque el mercado se cansó de bajar, no lo podemos retrucar. El porqué, entonces, lo sabremos con el tiempo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar