Oficial: en enero el superávit llegó a $ 1.600 millones

Economía

El gobierno arrancó con el pie derecho en materia de ahorro en las cuentas públicas. El superávit fiscal del primer mes del año llegó a $ 1.603 millones, en línea con lo adelantado ayer por Ambito Financiero. La cifra se ubicó 28% por encima de lo estipulado en el Presupuesto 2006, que fijaba un ahorro de $ 1.250 millones.

Este buen resultado no alcanzó, sin embargo, para superar la marca registrada el mismo mes del año pasado, cuando el ahorro había ascendido a $ 1.642 millones.


El arranque del año hace prever que el gobierno podría alcanzar durante el año un ahorro total cercano a los $ 21.000 millones. Esto implicaría un nivel levemente superior a 3% del PBI.

Una de las principales preocupaciones del presidente Néstor Kirchner es evitar un desborde en las cuentas públicas. El objetivo pasa, principalmente, por evitar mayor presión inflacionaria por el lado del gasto.
Al mismo tiempo, pretenden contar con los recursos suficientes como para hacer frente a los vencimientos de deuda, especialmente ahora que el país no tiene relación con el FMI.

• Aumento del gasto

El superávit hubiera sido aún mayor si no se hubiera producido un fuerte aumento en el gasto para obra pública, que creció 72% en los últimos 12 meses. «La gran diferencia la marcaron los gastos de capital, es decir, la inversión, que pasaron de $ 688 millones en enero del año pasado a $ 1.186 millones en el primer mes de 2006», destacaron fuentes de la Secretaría de Hacienda, a cargo de Carlos Mosse.

Los ingresos corrientes (ingresos tributarios, contribuciones a la seguridad social, rentas, entre otros) alcanzaron en enero los $ 11.544,1 millones, 25% más que los $ 9.255 millones del mismo mes de 2005.

En tanto, los gastos corrientes (consumo, rentas, seguridad social) representaron egresos por $ 9.042,2 millones.

«El superávit fiscal no fue mayor porque los ingresos corrientes, como seguridad social, transferencias corrientes y consumo crecieron 25% con respecto a enero de 2005», señalaron en Hacienda.

Por su parte,
la ministra de Economía, Felisa Miceli, venía sosteniendo que el superávit fiscal «es una herramienta fundamental» para la gestión del gobierno, y por eso no cambiará la política tributaria para este año, a pesar de las presiones de distintos sectores. Por ahora, la única modificación en estudio pasa por incrementar el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.

Las cuentas del Estado nacional cerraron 2005 con una ganancia de $ 19.661 millones, por sobre el superávit fiscal de $ 17.360 millones obtenido durante 2004.

Para este año, se espera que los ingresos corrientes sumen $ 140.349 millones contra gastos por $ 118.777 millones, manteniendo las proporciones alcanzadas durante 2005.

Dejá tu comentario