7 de junio 2022 - 00:00

Efecto inflación: plazos fijos UVA volvieron a ganar terreno en mayo

Se observó por primera vez en el año un incremento en términos reales de los depósitos privados del 1,2% mensual, y en términos anuales, fue el octavo mes consecutivo con aumento en términos reales, del 2,5%.

ahorro plazo fijo
Pixabay

La aceleración inflacionaria de los últimos meses y la relativa estabilidad en los dólares paralelos, animó a los inversores a colocarse en instrumentos en pesos, factores que explican la dinámica positiva de los plazos fijos, y el creciente interés de los inversores por los plazos fijos UVA.

Según un informe de la Consultora LCG, en mayo se observó por primera vez en el año un incremento en términos reales de los depósitos privados del 1,2% mensual, y en términos anuales, fue el octavo mes consecutivo con aumento en términos reales, del 2,5%. En esta línea, señalan que los plazos fijos continúan con una dinámica positiva, con un crecimiento del 1% mensual real en mayo. Dicha evolución, al igual que en meses anteriores, se explica por las colocaciones mayoristas, que “crecieron 1,8% mensual real, aportando un 87% del crecimiento nominal del mes y actualmente están representando casi un 78% de las colocaciones totales. En lo que va del año, este tipo de colocaciones llevan acumulado un crecimiento real de casi 12%, incrementando su participación sobre el total de colocaciones en 4 puntos” detalló el informe.

Dentro de las colocaciones a plazo, los plazos fijos que ajustan por UVA se destacaron como los más dinámicos. A pesar de que en mayo desaceleraron en 5,3 puntos respecto a la variación de abril (5,5% mensual), ganaron mucho más terreno en el caso de los minoristas, “explicando este tipo de colocaciones ajustables minoristas un 26% del crecimiento nominal mensual”. Asimismo, el informe detalla que, del total del crecimiento de los plazos fijos en el mes, terminaron aportando un 7%.

Matías de Luca, economista en LCG, explicó que “los plazos fijos UVA continúan creciendo fuertemente. El desacelere respecto a abril es porque marzo y abril fueron dos meses con mucha inflación, lo que fomentó la constitución de estos instrumentos. En mayo, también crecieron, solo que desacelera porque las expectativas de inflación para mayo y junio bajaron, entonces tras la disparada en marzo y abril, continúan creciendo, pero algo más tranquilo”.

Sobre las expectativas hacia adelante, Lucio Garay Méndez, economista en Eco Go, señaló que “con este nivel de nominalidad y un Banco Central que corre a la inflación por detrás, esperamos que los plazos fijos tradicionales se mantengan estables mientras que aquellos atados a la inflación sigan creciendo”.

Asimismo, desde LCG, consideraron que “en un contexto de aceleración inflacionaria y con expectativas que difícilmente logran anclarse en el corto plazo, entendemos que los depósitos ajustables por CER continuarán ganando participación en la medida que las proyecciones de una inflación más elevada se mantengan. A su vez, una política monetaria más contractiva por parte del BCRA podría lograr empezar a competir con las colocaciones ajustables por inflación”.

Por otro lado, en mayo los depósitos a la vista dejaron al sendero contractivo iniciado en enero, y aumentaron un 2% real mensual. Este crecimiento fue impulsado por las cajas de ahorro, +2,2% mensual real, tanto como por las cuentas corrientes, +1,8% mensual real. Respecto a un año atrás crecieron 4,6% real.

Sobre este punto, Garay Méndez advirtió “en los próximos meses hay varios factores que se contraponen por el lado de los depósitos a la vista. Por un lado, la mayor emisión de pesos por el refuerzo de ingresos y el aguinaldo haga que los depósitos a la vista se incrementen. Sin embargo, la incertidumbre que hay hoy en la economía incentiva a que esos depósitos se dolaricen o vayan a parar a plazos fijos UVA”.

Préstamos

El 2022 continúa posicionándose negativo para los préstamos en pesos. Mayo fue el quinto mes consecutivo con contracción (-0,5) y en lo que va del año los préstamos en pesos acumulan una caída del 7,2% en términos reales. Sin embargo, desde LCG destacan que “en términos anuales, se expandieron un 2,3% real, posiblemente explicada por las bajas bases de comparación del mismo mes del año 2021”. Sobre las expectativas a futuro, el informe apunta que “con un mercado financiero poco difundido y un crecimiento económico que no termina de consolidarse, es de esperar que la suba de tasas tenga un impacto menor sobre la demanda de crédito”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar