Por el cupón, les pagarán a bonistas u$s 385 M más

Economía

El mayor crecimiento que el previsto en 2005 tendrá un importante costo para el Tesoro. Según las últimas estimaciones, el gobierno deberá pagarles a los bonistas que entraron al canje un total de u$s 385 millones, según lo estipulado en el cupón atado al PBI.

En realidad, el efecto de un incremento superior del producto al estipulado como « escenario base» implicaría una erogación total de u$s 500 millones. Pero como sólo 76% de los inversores entró al canje, el costo será inferior, ya que se emitieron menos «unidades» ligadas al PBI que lo previsto inicialmente. Todo esto significa que el costo para el Estado de haber reestructurado la deuda será significativamente superior al anunciado en marzo de 2005, cuando se cerró el canje.

Según se estipuló en el canje de la deuda, la totalidad de los nuevos bonos (Par, Discount y Cuasi Par) tendría adosados cupones que pagarían una renta anual siempre y cuando el crecimiento económico fuese superior al planteado en un escenario teórico. Para 2005 se estipuló como condición que el incremento del PBI fuese por lo menos de 4,3%. Pero terminó siendo más del doble y estaría en alrededorde 9,1%. De esta brecha surge el pago estipulado.

El cálculo sobre cuánto les correspondería cobrar en total a los inversores se hará oficialmente el 1 de noviembre, porque así fue estipulado en el prospecto de emisión de los títulos. Y el pago por la ganancia de 2005 se efectivizará el 15 de diciembre de este año.

• Subestimación

Muchos inversores no valoraron o subestimaron el crecimiento que podría tener este cupón relacionado con el PBI. Incluso, meses antes del canje varios informes de bancos de inversión llegaron a valuarlo en cero.

La ministra de Economía,
Felisa Miceli, negó de plano la posibilidad de reabrir el canje. Pero las especulaciones que se hicieron al respecto señalan que ante una posible nueva oportunidad para quienes no entraron se eliminaríael cupón atado al Producto como forma de restarle atractivo.

Para 2006, las expectativas también son muy favorables, ya que el escenario base plantea un crecimiento del PBI de 3,6%, que también será superado ampliamente. Sin ir más lejos, los cálculos privados indican que este nivel de incremento de la actividad es apenas el arrastre estadístico de lo que deja 2005, a lo que habrá que agregarle el impulso propio que tenga este año.


Esta perspectiva de pago por parte del gobierno argentino es lo que hizo subir de manera sustancial el valor del cupón más de 35% en dólares durante enero, hasta un nivel cercano que actualmente ronda los u$s 6,50. Algunos cálculos como el realizado recientemente por Banco Río estima que el valor podría ubicarse por encima de los u$s 9.

Los cupones ligados al Producto se operan de manera separada a los títulos originales desde diciembre, luego de seis meses de cotización conjunta. Desde entonces creció significativamente el interés por este derivado, que se comercializa tanto en dólares como en pesos en el mercado local.

A partir de 2007 y hasta 2012, el escenario planteado por el equipo económico que comandaba el ahora ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, estableció un incremento de 3,3%.


Para que el gobierno pague anualmente el cupón, deben cumplirse dos condiciones de manera simultánea: el PBI nominal debe estar por encima del nivel planteado por Economía y además se tiene que verificar una expansión de la actividad que se ubique por arriba del nivel teórico planteado. Por ejemplo, podría suceder que en un año determinado el PBI sea más alto que lo planteado en el escenario base, pero que el crecimiento haya sido inferior a 3%. En este caso, no se realizaría pago alguno.

Dejá tu comentario