22 de julio 2020 - 00:00

Más Presupuesto para sostener tarifa eléctrica

Ministerio de Economía

Ministerio de Economía

Foto: Agencia Noticias Argentina

El Gobierno nacional volvió a ampliar el Presupuesto, esta vez en $18.883 millones. Alrededor del 70% de esa ampliación fue destinada a la Secretaría de Energía para engrosar los subsidios que permiten sostener las tarifas eléctricas, según surge de un informe elaborado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). Esta decisión se produjo un mes después de que el Poder Ejecutivo prorrogó por 180 días extra el congelamiento tarifario, que originalmente había sido incluido en la Ley de Emergencia Económica que el Congreso aprobó en diciembre de 2019 y que duraba hasta junio, pero que la pandemia obligó a estirar.

El 18 de julio, a través de la decisión administrativa 1284 publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno destinó $13.390 millones a la Secretaría de Energía, “con el objeto de atender las transferencias corrientes efectuadas a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (Cammesa), con el fin de garantizar el sostenimiento de la tarifa”, señaló la OPC en un documento. Fuentes del sector le dijeron a Ámbito que el dinero que ingresa a Cammesa (tanto por giros semanales del Tesoro como aquellos provenientes de Mercado Eléctrico Mayorista) son utilizados por la empresa para pagarles a las compañías generadoras de electricidad y también para pagar combustibles.

Según la Asociación Argentina de Presupuesto Público (ASAP), el programa que se encarga de la “formulación y ejecución de la política de energía eléctrica” tiene presupuestado para todo 2020 un monto total de $140.564 millones, de los cuales ya se ejecutaron $138.798 millones, es decir, un 98,5% del total de la partida. Todavía faltan varios meses para llegar a fin de año y no se prevé un ingreso extra por aumentos de tarifas, dado que el Gobierno decidió extender el congelamiento de los servicios públicos en el contexto de la pandemia, lo que hace prever que hacia adelante deberá seguir inyectando recursos para engrosar los subsidios.

Rafael Flores, integrante de ASAP, consideró en diálogo con Ámbito que esta dinámica es “preocupante” por sus implicancias en el mediano plazo. El analista sostiene que, en el contexto de una mayor exigencia fiscal por las políticas destinadas a enfrentar el covid-19, las restricciones presupuestarias también son muy fuertes. “Estas decisiones de congelamiento generalizado no son buenas para la distribución del ingreso. Además, estas asistencias están focalizadas en el Área Metropolitana”, analizó. Hacia adelante, Flores sostiene que la presión sobre la inflación hace pensar en cómo se enfrentará “la salida” de la pandemia, sobre todo cuando comience a reactivarse la situación económica con el relajamiento de las medidas de restricción de circulación. “Tampoco está clara la estrategia del Gobierno en esta área”, remarcó.

Según la OPC, en lo que va del año, el gasto se incrementó el equivalente al 17,8% de todo el crédito inicial para 2020, es decir, $864.294 millones de pesos, mientras que los ingresos lo hicieron en $540.222 millones. “Esta dinámica en el aumento de los gastos y de los ingresos desmejoró el resultado financiero en la suma de $324.072 millones, que se financió con un aumento de las fuentes financieras, principalmente provenientes del endeudamiento”.

Sobre los subsidios económicos en particular, la OPC detectó un aumento de 92.744 millones de pesos a través de distintas modificaciones presupuestarias, que elevó el crédito vigente un 17% hasta los 632.507 millones de pesos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar