La recaudación subió 62,8% y acumuló un año y medio de crecimiento en términos reales

Economía

Se percibieron incrementos reales tanto en los tributos vinculados al comercio exterior, como en aquellos atados a la seguridad social y a la actividad económica.

La recaudación subió un 62,8% anual en febrero, por lo cual acumuló 18 meses creciendo por encima de la inflación. Se percibieron incrementos reales tanto en los tributos vinculados al comercio exterior, como en aquellos atados a la seguridad social y a la actividad económica.

Los recursos provenientes del IVA, el impuesto de mayor relevancia en la estructura tributaria argentina, representaron casi el 30% de los ingresos adicionales que obtuvo el Estado Nacional respecto de febrero de 2021. En términos porcentuales, la suba fue del 58,2%, contra una inflación interanual que se prevé nuevamente cercana al 51%.

"El IVA impositivo volvió a registrar una mejora en términos reales, en línea con el dinamismo del mercado interno. La magnitud de la variación interanual del impuesto se vio atenuada por la adhesión excepcional a planes de pago durante el mes pasado y las mayores compensaciones realizadas hacia otros impuestos. Cuando no se consideran dichos factores, la variación interanual del IVA neto arroja un saldo real positivo de mayor magnitud", detallaron desde el Ministerio de Economía.

También se verificaron incrementos superiores al 65% tanto en concepto de los Aportes personales como por Contribuciones patronales. Estos dos impuestos aportaron más de 20% del dinero adicional en comparación con el año pasado.

Asimismo, el impuesto a las Ganancias y los Derechos de Exportación, también conocidos como retenciones, también crecieron en términos reales ya que arrojaron aumentos interanuales del 65,6% y del 71,1%, respectivamente.

"Febrero marca así el mejor nivel de recaudación real para este mes a nivel histórico. Este año, la base de comparación deja de ser un determinante del crecimiento en la recaudación ya que en 2021 la misma superó los valores recaudados en términos reales de los años de la crisis de 2018-2020", aseguraron en la cartera que conduce Martín Guzmán.

Vale remarcar que el Gobierno pretende que la reducción del déficit fiscal planteada en el marco del acuerdo con el FMI sea lograda por el lado de una mayor recaudación, y no por un recorte del gasto.

Dejá tu comentario