Redrado en San Pablo: es clave sumar reservas

Economía

San Pablo - El seminario más importante del Foro Económico que se efectuó en esta ciudad ayer fue «Compitiendo en la economía global» que reunió a los presidentes de los bancos centrales de la Argentina y Brasil, Martín Redrado y Henrique Meirelles. Junto con ellos estuvieron el ministro de Desarrollo, Luiz Furlan, Andrés Velasco (ministro de Finanzas de Chile), Anthony Wayne (próximo embajador de EE.UU. en la Argentina) y José Grubisich Filho ( Braskern Brazil), entre otros.

Al ser consultado sobre cómo se puede mantener este escenario benigno para la región, el funcionario argentino señaló que «América latina antes tenía políticas procíclicas, pero ahora son anticíclicas. En lo monetario es acumular reservas internacionales que nos permiten estar más seguros frente a shocks externos o internos». Agregó además que en lo fiscal, además del superávit se encuentra «el manejo activo de pasivos para bajar tasas, fondos anticíclicos -como el que tiene Chile cuando el cobre supera un determinado valor-, lo que permite ser expansivo cuando la economía no crece». Martín Redrado destacó en su participación también que «para ser competitivos en América latina tenemos que crear mercados financieros más profundos». Detalló en este sentido la importancia de haber reducido la exposición de bancos al sector público de 65% al límite de 40% « generado incentivos de mercado para que ello se produzca».

El ministro de Desarrollo brasileño, Luiz Furlan, pidió paralelamente crear el « clearing del Mercosur», un mecanismo que permita realizar negocios dentro del bloque utilizando monedas locales y sin recurrir a dólares. «Toda propuesta que simplifique la vida de quien produce debe ser estudiada», dijo. Según Furlan, «la fuerte valorización del real y alto volumen de reservas internacionales facilitarían la posibilidad de realizar negocios en reales en el ámbito del Mercosur». El ministro pidió a Meirelles que el Central brasileño reglamente la posibilidad de negocios en moneda local, eliminando la necesidad del uso de dólares. «Tenemos que tener el coraje de decir que nuestra moneda puede valer también en el exterior», afirmó.

De acuerdo con el ministro, un frecuente crítico del Banco Central y de la política de cambio, «esta medida simplificaría los negocios de empresarios de menor porte, y podría aumentar el volumen de operaciones». En su respuesta a los reclamos del ministro, Meirelles sostuvo que lo importante es trabajar para lograr soluciones sustentables y duraderas, «y no apenas para facilitar negocios a corto plazo». «En el pasado, experiencias gubernamentales de dar garantías a la iniciativa privada fueron desastrosas. La preocupación del Banco Central es en relación con el riesgo embutido en estas operaciones», afirmó.

La misma preocupación mostró Redrado que se dijo favorable en principio a la iniciativa, pero siempre que el riesgo de ésta sea asumido por bancos privados. «Nosotros, bancos centrales, no somos privados», dijo.

Dejá tu comentario