Risueño Moreno para justificar accionar oficial

Economía

Nadie desconoce que buena parte de los precios de la economía hoy está bajo control oficial. Por eso, sobresalieron las declaraciones ayer del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, en el sentido de que «en la Argentina lo que hay es un control de costos». En realidad, si apuntó el funcionario a que los precios bajo monitoreo son un costo para las familias argentinas, no deja de ser exacto y hasta risueño por el giro que dio para justificar el accionar oficial.

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, aseguró ayer que «no hay control de precios, sino de costos», al defender la política de acuerdos impulsada por el gobierno con el sector privado para frenar la suba de la inflación.

Durante un encuentro con los diputados que integran la Comisión de Comercio, el funcionario subrayó que los convenios que el gobierno firmó con distintos sectores resguardaron «una tasa razonable de ganancias» para los empresarios y sostuvo que de esta forma no se afecta el crecimiento económico.

Moreno aseguró, además, que en la Argentina « estructuralmente no hay causas para la inflación», descartó la incidencia de los salarios como un generador de alza de precios y desautorizó a quienes consideran la necesidad de subir las tasas de interés para enfriar la economía.

  • Sin respuesta

    Algunos de los cuestionamientos fueron formulados por el radical Luis Borsani, quien preguntó «hasta cuándo el gobierno continuará con su política de emitir deuda para respaldar la existencia de un peso competitivo». El legislador admitió luego que «sobre esto no pudo responder nada, porque no hay respuesta, pero tampoco explicó nada sobre la crisis energética ni sobre la necesidad de que se realicen inversiones para ampliar la capacidad instalada y dar respuesta a la demanda del mercado».

    La diputada kirchnerista María de la Rosa señaló la necesidad de extender al ámbito federal el monitoreo de los costos, dadas las particularidades de las distintas regiones.

    Hacia el futuro, Moreno consideró que la proyección de inflación prevista en el proyecto de Presupuesto 2007, entre 7% y 11% anual, es una «tasa ordenadora para el conjunto de los agentes económicos». Y subrayó que la « desaceleración de la inflación es un hecho colectivo voluntario en el que el Estado juega un rol de coordinador».

    Las siguientes fueron sus principales declaraciones:

  • Las causas tradicionales de inflación en la Argentina estaban vinculadas a la necesidad de financiar el déficit fiscal primario y a los desequilibrios en el sector externo que generaban un desorden en el tipo de cambio, como sucedió en 1966 y en 2001. Ambos factores fueron resueltos por el modelo de producción y empleo desplegado por Néstor Kirchner, con un superávit fiscal primario que oficia de ordenador de nuestro modelo de desarrollo.

  • Descoordinación

  • La puja salarial no es un factor que haya generado inflación en la Argentina desde el año pasado. Los convenios colectivos de trabajo se acordaron en torno a pautas aceptables.   

  • La causa de la inflación en los últimos 20 meses es la descoordinación de las decisionesempresariales intra cadena y entre sectores. Ante esto, el gobierno tiene la obligación de apaciguar la aceleración de la inflación, en la cual influyen las decisiones de las empresas que necesitan elevar sus precios, las que están administradas por funcionarios que a mayor rentabilidad más ingresos personales tienen y por las firmas que ante los primeros movimientos, por las dudas, elevan los precios.

  • Para separar unas de otras, la Secretaría de Comercio Interior implementó como técnica analizar la función de costos de las empresas a las que se les suma una tasa de ganancia razonable.

  • Los primeros acuerdos de precios con cadenas productivas eran escritos, y ahora ya se observa que la mecánica del acuerdo generó una tendencia de comportamiento. Este proceso es producto del conjunto de los actores de la economía incluidos en la sociedad. La desaceleración de la inflación es un hecho colectivo voluntario.

    También ayer, Moreno garantizó la normal provisión de gasoil para la próxima campaña algodonera que se inicia en octubre, luego de un reclamo realizado por la cámara que agrupa a los productores del sector.
  • Dejá tu comentario