En medio de la guerra, Rusia impone su propio "Impuesto País" tras una caída histórica del rublo

Economía

El rublo baja en el mercado de Moscú más de un 9% frente al dólar hasta costar 116,8 unidades por moneda estadounidense. Frente al euro cae casi un 8%, hasta situarse en 125,1 unidades. Es la primera vez que el rublo se negocia por debajo de 110 unidades por dólar en Moscú y la primera vez que supera las 123 unidades por euro.

El Banco Central ruso tomó una fuerte decisión este jueves cuando decidió imponer una comisión del 30% para todos los ciudadanos que decidan cambiar rublos a dólares, euros o libras. La medida fue conocida a través de un comunicado oficial del organismo para frenar la fuerte demanda de dólares.

El conflicto entre Rusia y Ucrania está provocando estragos en la economía mundial. El precio de las materias primas está disparado, con el barril de crudo subiendo. El Brent suma un 6% y el gas natural aumentando hasta un 50% en los primeros movimientos de la mañana. Un alza de precios que va a provocar un incremento de la inflación.

En este marco, el rublo ruso cayó a nuevos mínimos históricos frente al dólar y el euro este jueves después de que las agencias calificadoras Fitch y Moody’s rebajaran la calificación de la deuda soberana de Rusia a la categoría de "basura".

El rublo baja en el mercado de Moscú más de un 9% frente al dólar hasta costar 116,8 unidades por moneda estadounidense. Frente al euro cae casi un 8%, hasta situarse en 125,1 unidades. Es la primera vez que el rublo se negocia por debajo de 110 unidades por dólar en Moscú y la primera vez que supera las 123 unidades por euro. Desde que las tropas rusas entraron en Ucrania el 24 de febrero, el rublo ha bajado de un 30% frente al dólar.

El banco central de Rusia impuso una comisión del 30% sobre las compras individuales de moneda extranjera en los intercambios de divisas, una medida que los corredores dijeron que parecía tener como objetivo frenar la demanda de dólares, pero hizo poco para detener la caída del rublo. Por su parte, las tasas suben por encima del 20%.

Las agencias de calificación crediticia Moody's y Fitch han rebajado la nota de de la deuda soberana de Rusia hasta 'B3' y 'B', respectivamente, lo que la sitúa dentro de la categoría de alto riesgo o bono basura. Además, mantienen la calificación del país en revisión para posibles rebajas adicionales. S&P ya puso a Rusia en bono basura la semana pasada.

También en su intento de frenar la caída de la moneda, el Ministerio de Finanzas ruso ha anunciado que suspende las compras de divisas extranjeras y de oro para este año, como parte de la flexibilización de la norma fiscal. Asimismo, el gobierno ha ordenado a los exportadores rusos que conviertan el 80% de sus de sus ingresos en divisas en rublos.

Embed

Dejá tu comentario