Para privados, el poder de compra de los salarios subiría hasta 3 puntos

Economía

Es porque el Gobierno mantendrá congelamiento de precios, y ralentiza lo tarifario y cambiario. Se esperan aumentos por sumas fijas. El costo de evitar subas en servicios sería este año de medio punto del PBI y llegaría al 3%.

De acuerdo con los analistas privados, este año los salarios van a poder recuperar al menos entre dos y tres puntos de poder de compra, aunque el costo de ello implica un incremento de los subsidios a los servicios públicos del orden de medio punto, hasta ubicarse en 3% del PBI. Sobre todo, se espera que llegado el momento de las elecciones legislativas el Gobierno disponga por decreto el otorgamiento de una suma fija, que beneficiaría a los salarios más bajos. Las proyecciones figuran en un estudio elaborado por la consultora Equilibra, que dirige el economista Lorenzo Sigaut Gravigna, y forman parte de un análisis sobre cómo van a quedar los precios relativos al final del 2021.

Todo parte de la idea de que el Gobierno necesita empujar por un lado los salarios hasta un nivel que se ubique por encima de la inflación y por otro lado, requiere de poner un ancla a los precios, que consiste en retrasar las tarifas y el dólar. Ello tendrá un costo fiscal. Sería como una carrera en la que los sueldos del sector formal terminan ganando “por una cabeza”.

“Con reapertura generalizada de paritarias de los gremios que pactaron en torno a la pauta oficial (30%-35% anual), los salarios formales evidenciarían un alza en torno al 48% y la inflación rozaría 47% a lo largo de 2021”, señala el reporte de Equilibra. El estudio anticipa que en la recta final hacia las legislativas es esperable que el Ejecutivo otorgue -como a comienzos de su gestión- “una suma fija por decreto para reforzar especialmente los salarios de menores ingresos”. De ese modo, con el “push electoral” las remuneraciones alcanzarían 50% contra una inflación de 47,5%, “mejorando 2 puntos porcentuales en el segundo semestre”, dice el trabajo.

Con relación a los subsidios públicos Sigaut Gravigna enfatizó que sobre el final del gobierno de Mauricio Macri habían bajado a 1,6 puntos del Producto. “En 2020 subieron a 2,6 y en 2021, si se sigue con esta dinámica estimamos que llegaría a 3%”, indicó a Ámbito. Es decir, que el esfuerzo por evitar que suban las tarifas en el año electoral demandaría medio punto más del PBI. El analista consideró que en 2022 será inevitable que haya un ajuste importante en materia tarifaria, pero no así con el dólar oficial, que es el otro ancla de los precios. “Con el dólar hay margen, pero creemos que desde el año que viene se va a tener que empezar a mover al ritmo de la inflación”, precisó.

Consultado al respecto, el director de la consultora WISE, Walter Morales, dijo que “el escenario proyectado por nosotros es de una inflación del 47% y salarios subiendo al 47% a 50% año a año”. Para el analista, seguirán los programas como Precios Cuidados, y precios máximos, con tarifas frenadas. “El Gobierno va a terminar reabriendo las paritarias. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, afirmó que se van a abrir las veces que sea necesario, y por eso pensamos que el gobierno está garantizando un aumento del 50%”, explicó.

Si bien aclaró que en su consultora no se han hecho estimaciones sobre el costo de los subsidios para este año, consideró que “es razonable” que se ubiquen este año en el rango de los 3 puntos del PBI. “No solo porque las tarifas están congeladas. La importación de gas también implica un subsidio”, precisó.

Otro de los componentes de los ingresos de la población que afectan los niveles de consumo son las jubilaciones y planes sociales. El reporte de Equilibra sostiene que “la fórmula de movilidad treparía 45% este año dejando al incremento de las jubilaciones, pensiones y asignaciones por debajo de la inflación proyectada” de modo que en función de ello “el Gobierno deberá otorgar, como lo ha venido haciendo, aumentos adicionales” por vía de decreto.

Mara Pedrazzolli, del Departamento de Economía del Centro Cultural de la Cooperación, consideró que “una suba del salario realde 2 o 3 puntos, estadísticamente se puede presentar como una recuperación, pero venimos de caídas en términos reales muy groseras”. La economista estimó que entre 2018 y 2020 se perdieron 5 puntos de poder de compra en promedio, con un 2019 en el que se perdieron 11 puntos, por lo que opinó que en rigor “habría que recuperar 20%”. Pedrazzolli manifestó que la recuperación salarial de este año “no va a permitir pararse en 2022 con una economía pujante”.

Dejá tu comentario