Se agrava la falta de gasoil y naftas

Economía

Pese a que las petroleras aseguran que no hay escasez de combustibles, los expendedores denunciaron que hay cientos de estaciones de servicio que no tiene gasoil, ni naftas y advirtieron que "nunca sucedió un desabastecimiento semejante" al actual.

En los últimos días, muchas estaciones de servicio se quedaron sin poder vender combustibles y en otras se registraron largas colas y quejas de los usuarios.

Al igual que los propietarios de estaciones de servicio, el gremio que agrupa a los trabajadores del sector alertó que el desabastecimiento "es un hecho real y concreto, más allá de lo que digan las petroleras".

"Hay cientos de estaciones de servicio sin combustibles. Muchas de ellas están con una existencia (de naftas y gasoil) muy precaria que no les permite atender la demanda que reciben", aseguró el titular de la Federación de Expendedores de Combustible de la Provincia de Buenos Aires, Luis Malchiodi.

El dirigente sostuvo además que "esto es inédito desde que se empezaron a comercializar los productos a través de estaciones de servicio" y añadió que "nunca ocurrió un desabastecimiento semejante".

En declaraciones radiales, el empresario indicó que las estaciones más afectadas son las de bandera blanca, porque "no tienen dónde comprar".

Malchiodi cuestionó al Gobierno por la falta de reacción: "la autoridad interviniente, que debería ser el secretario de Energía, todavía no dio señales de empezar ningún procedimiento que permita que esto se solucione. Hay una indiferencia tremenda", enfatizó.

Raúl Castellanos, de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República Argentina (FECAC), indicó que el desabastecimiento se debe en parte a "la reticencia por parte de las compañías a entregar el producto".

Explicó que la producción nacional de gasoil no alcanza para abastecer el mercado, pero el precio de este tipo de combustible importado "es el doble del que se paga acá".

"El problema del gasoil ya lleva dos o tres años y va agravándose cada vez más, lo que está haciendo falta es un sinceramiento de la situación, una conversación franca entre las petroleras y el gobierno", alertó.

Por su parte, el secretario gremial del Sindicato de Trabajadores de Estaciones de Servicio, Andrés Donia, advirtió que el desabastecimiento "es un hecho real y concreto, más allá de lo que digan las petroleras".

A su criterio, "para estar bien abastecidos hace falta un 11 por ciento más de gasoil, mientras que no podemos cuantificar aún cuánto falta de naftas".

El sindicalista aseguró además que en el interior del país se gestó un "mercado negro" de combustibles y consideró que "la salida para este problema es la nacionalización del petróleo".

Por el contrario, el gerente de Relaciones Institucionales de YPF, Fabián Falco, negó que haya desabastecimiento en las estaciones de servicio de esa empresa, aunque sí "algunas dificultades" para entregar en tiempo y forma los combustibles a los expendedores.

"No hay desabastecimiento. Y por supuesto, cero especulación. Sucede que el mercado interno está creciendo a pasos agigantados y requiere un esfuerzo logístico muy grande. Hay mil camiones que permanentemente recorren las 1.600 estaciones de servicio de la compañía en todo el país", puntualizó el directivo.

Falco admitió, en declaraciones a radio América, que "puede haber alguna dificultad, algún camión que no llega a horario. Y ante una demanda cada vez más creciente, hay una diferencia en el tiempo entre la oferta y la demanda, pero no en cuanto a volumen".

"Todo lo que estamos produciendo lo estamos entregando", garantizó el directivo.

Y precisó: "nosotros entregamos, en el primer trimestre del año, un 12 por ciento más de combustible que durante el mismo período del año pasado".

"Tenemos el 56 por ciento del mercado local de gasoil y el 51 por ciento del de las naftas, y precios un 15 por ciento más bajos que la competencia. Y eso implica una mayor demanda. Pueden verse colas en las estaciones de servicio, pero eso significa que hay productos", explicó.

Por su parte, la petrolera brasileña Petrobras, a través de una solicitada, dijo que redobló los esfuerzos para abastecer el mercado local de combustibles.

Dejá tu comentario