Seguros: compañías empiezan a pagar ya nueva alícuota

Economía

Se trata de un porcentaje del 0,3% destinado al Fondo Nacional de Manejo del Fuego. Un proyecto de senadores propone crear nueva contribución de entre 0,5% y 1% para disminuir la huella de carbono.

Las compañías de seguro comenzarán a pagar desde este mes una nueva “contribución” creada a finales del año pasado cuando se aprobó el Presupuesto 2021. Se trata de una alícuota del 0,3% por cada póliza, excepto las de vida y las de retiro, cuyo producido va destinado al Fondo Nacional de Manejo del Fuego. La recaudación será administrada por la Superintendencia de Seguros, según dispone la ley. El costo del aporte se traslada a los asegurados y se estima en $3.000 millones anuales. Los pagos son trimestrales, arrancando con las pólizas firmadas desde el 1 de enero al 31 de marzo de este año.

El importe esperado no es de gran magnitud en el marco de los ingresos totales del Estado, pero las empresas señalan que para el sector la medida “diluye” la rentabilidad y se reduce la cantidad de pólizas al encarecer el costo.

De acuerdo con un estudio de la Asociación Argentina de Compañías de Seguro (AACS) el 20% del valor de una póliza que pagan los asegurados está constituido por impuestos. Al respecto, la entidad señala que el sector paga tributos nacionales y provinciales por unos $230.000 millones al año y por otro lado, se remarca que sobre la facturación de las empresas, un 50% es invertido en instrumentos de deuda del Tesoro nacional.

En función de ello, la AACS advierte que el ritmo de crecimiento de autos con cobertura de seguro obligatorio se viene ralentizando en los últimos años debido a la crisis y el aumento de la inflación. En comparación con 2018, el incremento fue del 5%, y en relación con 2019, del 4%. Hay menos autos asegurados, lo cual termina repercutiendo en menos facturación y en menor capacidad de prestar al Estado, señalan.

Ahora, las compañías de seguro dicen estar además preocupadas porque un grupo de senadores que encabezan el ex gobernador de Misiones, Maurice Clos, y el ex mandatario de San Luis, Adolfo Rodríguez Saa, impulsan un proyecto para crear una nueva contribución obligatoria para el sector. En este caso, sería para financiar el Programa de Sustentabilidad Ambiental y Seguros (PROSAS) cuyo objetivo es impulsar la forestación en diferentes partes del país para disminuir las huella de carbono. De aprobarse el proyecto de Ley el aporte, estiman las compañías, podría ser de entre el 0,5% y el 1% de las primas de autos.

“Como sector apoyamos la disminución del daño ambiental, pero hay un principio mundial que es que quien contamina es el que primero tiene que contribuir a eso. Entendemos que la actividad aseguradora no es contaminante”, afirmó a Ámbito el director ejecutivo de AACS, Gustavo Trias.

Antecedentes

No es la primera vez que las aseguradoras contribuyen con programas de medio ambiente. En 2017 se creó el Seguro Verde, que era un aporte voluntario que pagaron las empresas del sector como contraparte de la eliminación de las pólizas de papel, al constituir un ahorro de costos importante para el sector. El objetivo del aporte era contribuir a los proyectos de forestación de la Ley 25.080. La crisis económica a partir de 2018 hizo que las compañías dejaran de hacer ese aporte. El proyecto PROSAS vuelve sobre el punto.

La iniciativa puede generar una nueva controversia legal. El tributarista Cesar Litivin consideró que el proyecto de ley “tiene todas las características de un impuesto, porque es un pago que no tiene una contraprestación”. De ser así, la iniciativa debería arrancar por la Cámara de Diputados, que es la iniciadora de todo lo que tenga que ver con los tributos.

Dejá tu comentario