Cañeros de Jujuy y Salta calculan pérdidas de más del 50% por la sequía

Economía

Desde el sector solicitan a los gobiernos "medidas urgentes" para poder paliar la crisis que golpea a la actividad en las últimas campañas, y de la cual dependen miles de fuentes de trabajo.

La Unión Cañeros Independientes de Jujuy y Salta (Ucijs) estimó una caída en la producción "superior al 50%" este año como consecuencia de la sequía, y advirtió que "la situación del sector es muy grave, especialmente la de los productores cañeros independientes".

Desde el sector solicitan a los gobiernos "medidas urgentes" para poder paliar la crisis que golpea a la actividad en las últimas campañas, y de la cual dependen miles de fuentes de trabajo.

"El año pasado tuvimos una pérdida de más del 30% y este año vamos superar el 50%, debido a una sequía que viene golpeando fuertemente a la producción en las últimas tres campañas", alertó la entidad.

En ese marco, por las dificultades económicas "muchos productores podrían quedar en el camino", añadió.

Por otro lado, señaló que la mayoría de las plantaciones presentan un escaso desarrollo debido al grave estrés hídrico que vienen padeciendo a raíz de la fuerte sequía, a lo que se suma la falta de financiamiento para la renovación de cañaverales.

"Estamos solicitamos nuevamente a los gobiernos medidas urgentes para afrontar esta difícil situación y así poder garantizar la continuidad de la producción y las miles de fuentes de trabajo que dependen de esta actividad", enfatizó la Ucijs.

La entidad recordó que en el marco de la Mesa Regional de la Producción Azucarera conformada a inicios del 2022, los cañeros plantearon la necesidad de una ayuda al sector con medidas relacionadas con los aportes patronales, impuestos a las Ganancias y créditos con tasas bajas y a largo plazo que permitan afrontar la actividad.

El Gobierno anunció medidas para paliar los efectos de la sequía en otros sectores, como en el tambero. Además, la semana pasada se comprometió con la Mesa de Enlace a presentar soluciones a los reclamos que planteaban las entidades agrarias como, entre otras, la suspensión del adelanto de Ganancias.

El martes pasado, el Ministerio de Economía declaró el estado de emergencia y/o desastre agropecuario en varias provincias y lo prorrogó en otras tantas en las que ya estaba establecido, pero se hizo necesario extenderlo. Así, en total, once provincias se encuentran en esta situación desde hoy, con el objetivo de atender de la situación de explotaciones rurales afectadas por heladas, sequías, plagas o incendios.

Dejá tu comentario