Qué opina el mercado del ¿superministro? Massa

Economía

Sergio no es de Marvel. Un equipo que no entusiasma. Hoy vale más el número dos que el uno. Una breve luna de miel. En el Fondo lo esperan en guardia. Cuidado con el 14-O. 2 Movió PIMCO.

La verdad que nadie, en su sano juicio, esperaba que el flamante ministro de Economía y demás yerbas fuera a anunciar un plan de shock que, paradojalmente es lo que se necesita, pero el horno no está para bollos. No hay espacio para un shock pero a la vez se necesita para frenar el descalabro macro, esa es la paradoja. Quedó claro, desde su gestación, que el nuevo esquema económico no proyectaba ningún “superministro”. Sí lo era Domingo Cavallo en los 90, no así en los 2000, y lo era porque tenía mayores competencias que el actual ministro Sergio Massa.

Incluso, como señala el Profesor De Pablo, Álvaro Alsogaray fue “más” ministro de Economía que el extitular de la Cámara baja, porque fue ministro de Economía y Trabajo, y nadie lo calificó de superministro. Y en este contexto en el mercado se preguntan si Massa (y su equipo) ocupará no solo el cargo sino también la función, en términos de coordinar los diferentes componentes de la política económica. De ahí que la gran incógnita que domina los debates entre las mesas de operaciones es quién será el viceministro de Economía.

Dado el perfil de Massa, hoy más que nunca el segundo del Palacio de Hacienda pasa a ser clave. Todos esperan un nombre de fuste, porque, en rigor de verdad las primeras lecturas mostraron que el team no impresionó a nadie. Y para todos parece estar claro que aún Massa no lo tiene, sino lo hubiera presentado ya. Dicen, que los sondeados por Don Sergio, rechazaron el ofrecimiento. Entre todos los datos y señales que se monitorearán en los próximos días, el nombramiento del segundo de Economía desvela a muchos. Un dato a seguir.

Mucho balance y análisis de las medidas no se hizo. Solo muy por arriba, porque se las calificó de “buenas intenciones” pero todavía faltan conocer muchos detalles. En fin, la letra chica. Ya se habla de los primeros 90 días clave, no ya de la tradicional luna de miel de los primeros 100 días, que en realidad para el consenso sería de 45 a 60 días. Pero lo cierto es que en dicho lapso lo que mirarán será la brecha cambiaria, las reservas del BCRA, la inflación y el rollover de la deuda en pesos.

Hay muchas especulaciones sobre el rol de Cristina Kirchner, quien especularía con jugar su candidatura a la presidencia según el derrotero macroeconómico con Massa y otros factores como la suerte de Lula en Brasil y sus chances electorales. Pero como advirtió en prestigioso analista político en un encuentro cerrado, todos los cálculos y especulaciones pueden ser inútiles si se desata una crisis antes. En otro encuentro, pero virtual, un influyente economista y exfuncionario, comentó que en el Fondo estaban molestos, y esta vez iban a estar más duros porque esperaban tener gestos más concretos de parte del Gobierno argentino en materia fiscal en el segundo semestre. Al respecto la fecha clave es mediados de octubre.

Justo, casi al promediar la luna de miel de Massa, se llevará a cabo el 8º Latam Economic Forum, el 1 de septiembre en el hotel Alvear. En el ya tradicional evento que destina lo recaudado a la Fundación de Acción Social de Jabad, y a la Asociación Cooperadora del Hospital de niños Dr. Ricardo Gutiérrez, participarán, entre otros, Martín Redrado, Patricia Bullrich, Juan Manzur. ¿Dónde estamos hacia dónde vamos?, es el lema del foro. Claro que a esa altura ya habrán encontrado respuestas varios de los interrogantes de hoy.

El que sorprendió en Wall Street fue el mega gestor de fondos PIMCO que nombró a Richard Clarida (exvice de la Fed) como director general y asesor económico global, en reemplazo de Joachim Fels, que se jubila. En realidad se trata de una reincorporación o vuelta del hijo pródigo porque Clarida ya ocupó funciones similares en PIMCO entre 2006 y 2018. En esos años se recuerda de Clarida su trabajo como arquitecto de la tesis New Neutral de PIMCO, sobre cómo unas tasas de interés más bajas durante más tiempo impactarían en las valoraciones de los mercados de renta fija. Clarida fue además asesor de dos Secretarios del Tesoro de EE.UU., por lo que contactos no le faltan, tanto en Wall Street como en Washington.

Temas

Dejá tu comentario