S&P Merval cayó 2,7% y los bonos en dólares, hasta 2,3%

Economía

Durante la rueda, los bancos fueron los más golpeados, con pérdidas de hasta 4,5%. El riesgo-país avanzó 1,94%, a 2.053 pb., en medio de los renovados temores por la reestructuración de la deuda.

El S&P Merval cerró ayer con una clara tendencia a la baja, al retroceder un 2,7%, a 38.156,95 puntos, su menor nivel desde noviembre, en línea con un reacomodamiento general de precios de las plazas regionales. Ocurrió un día después del feriado en EE.UU., en una rueda donde los papeles del sector financiero fueron los más golpeados: Grupo Financiero Galicia perdió 4,5%, seguido por Banco Macro (-3,9%) y el Grupo Supervielle (-3,6%).

La incertidumbre con respecto a la capacidad de afrontar los compromisos con los acreedores y la caída en el precio del dólar CCL fueron factores que influyeron en el precio de los activos argentinos. Según el economista Gustavo Ber, la jornada estuvo marcada “principalmente por la influencia del descenso del tipo de cambio implícito, ya que la mayoría de los ADR presentaron un comportamiento mixto, con los operadores aún en modo de ‘wait and see’ y por ello el reducido volumen”.

Por su parte, los bonos en dólares también operaron la baja, ante un escenario cargado de temores por posibles reperfilamientos y reestructuraciones agresivas de una deuda que la administración del presidente Alberto Fernández caracteriza como “insostenible”. La mayor baja la anotó el Par con ley argentina (-2,3%), seguido por el bono centenario y el Bonar 2037 (-1,8%), mientras que el Bonar 20 percibió una baja del 1,15%. Esto llevó a que el riesgo país aumentara 1,94% a 2.053 puntos básicos.

A la inversa, los títulos en pesos mostraron una mejor performance. El A2M2, que es el bono con vencimiento más próximo, tuvo una caída del 1,43%. Esto refleja una incertidumbre más en el corto plazo que en el largo. “Los bonos como el TJ20 y los TC20 y TC21 siguen viendo subir sus precios ya que al vencer luego del A2M2, tienen menor riesgo. En el potencal caso de que se pague el bono que vence el 6 de marzo la curva en pesos ajustara y los precios subirán” explicó el analista de Rava, Ariel Guzmán.

Por otro lado, y por segunda jornada consecutiva, el dólar blue operó en alza, pero aceleró su tendencia alcista, al trepar 70 centavos (+0,9%) a $78,70, una tendencia diametralmente opuesta a los tipos de cambio implícitos, que tocaron mínimos de un mes. De esta forma, el paralelo acumuló una suba de 80 centavos en dos días, luego de rozar la semana pasada los $79, aunque todavía opera muy por debajo del dólar turista, que superó por primera vez los $83 (avanzó 0,33% a $83,19, luego de que el minorista tuvo un alza similar, pero a $63,25).

A contramano, el Contado con Liquidación (CCL) y el dólar Bolsa profundizaron su tendencia a la baja, y cedieron hasta casi $1,50. El CCL se desplomó $1,42 (-1,7%) a $81,50, su menor valor en casi un mes, por lo que la brecha con el dólar mayorista se redujo al 32,2%. En sintonía, el dólar MEP descendió $1,08 (-1,3%) a $80,44, lo que dejó un spread del 30,5% frente a la cotización de la divisa en el MULC. “Las brechas se presentaron en descenso por una mayor oferta privada, a contramano por el momento de la expectativa de mayores presiones ante la expansión monetaria y las menores tasas”, explicó un operador del mercado.

En este contexto, el mayorista bajó apenas un centavo, a $61,66. La cotización del segmento donde operan los grandes jugadores se tomó un respiro, y luego de 18 subas consecutivas -motorizadas casi todas por la estrategia oficial. De todas formas, el precio continúa sostenido por el BCRA, a través de las compras diarias de divisas (operadores estimaron que ayer tomó unos u$s50 millones).

El volumen operado en el segmento de contado ascendió a u$s227,3 millones. “El aumento del monto negociado era previsible tras el feriado ante el ingreso de divisas de la exportación, ya que ayer no ingresaron dólares por el feriado, lo que hizo que el mercado operara un poco más vendedor”, comentaron desde ABC Mercado de Cambios. Consumada la primera baja del mayorista en varias semanas, operadores esperan seguir la evolución de las próximas jornadas para verificar si la autoridad monetaria tomó la decisión de interrumpir la secuencia diaria de alzas del tipo de cambio, o si por el contrario, fue sólo una pausa en el proceso de actualización que se retomará a partir de hoy. Las reservas del BCRA cayeron ayer u$s39 millones a u$s44.717 millones. La autoridad monetaria efectuó también la subasta de Leliq a 28 días de plazo, en la que cerró en 44% anual la tasa de política monetaria para licitaciones. El monto adjudicado a 28 días fue de $180.000 millones, a una tasa de 44%. Es que el jueves pasado, el directorio del BCRA dispuso una nueva baja de la tasa de política monetaria al recortar el rendimiento del interés de las Leliq en cuatro puntos, bajando desde el 48%. La medida implicó una merma de 19 puntos en el rendimiento de las Leliq desde la asunción de la nueva gestión del Central, a cargo de Miguel Pesce, que la redujo desde el 63%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario