27 de agosto 2008 - 00:00

Suben peajes porteños hasta 200%

El gobierno de Mauricio Macri se ve venir la ofensiva de los Moyano sobre las casillas de peaje: Facundo, el hijo de Hugo, obtuvo de los concesionarios de los accesos Norte y Oeste, y de las autopistas a La Plata y a Ezeiza, un aumento de 37%. Esto llevará el sueldo de un cobrador de peaje a $ 4.000. La porteña AUSA, que opera la Illia, la Perito Moreno y la 25 de Mayo, todavía está bajo la órbita de Armando Cavalieri, lo que podría modificarse en breve, como sucedió con muchas otras empresas. Por eso, y con la excusa de «desalentar el ingreso de autos a la Ciudad», se pagará hasta 200% más en esas vías rápidas.

Mauricio Macri
Mauricio Macri
Los habitantes del Gran Buenos Aires tendrán que pensar si siguen viniendo en auto al centro: los peajes de las autopistas Illia, 25 de Mayo y Perito Moreno, nucleadas en la estatal AUSA (Autopistas Urbanas SA), costarían entre 50% y 150% más, dependiendo del tramo y del horario.

Esta suba, propuesta ayer en audiencia pública, se suma al acuerdo alcanzado por el gobierno nacional y los operadores de los accesos Norte y Oeste, que llevará esas tarifas 50% arriba de los actuales niveles antes de que comience 2010.

De todos modos, las diferencias saltan a la vista: AUSA aduce que sus autovías están demasiado baratas y eso favorece la «invasión» de vehículos a la Ciudad. En cambio, AUSOL (Autopistas del Sol-Acceso Norte) y GCO (Grupo Concesionario del Oeste-Acceso Oeste) no sólo tienen casi congeladas sus tarifas desde el fin de la convertibilidad: también se comprometieron a realizar obras de ampliación de la General Paz y además debieron firmar un «acuerdo» con el SUTPA (Sindicato de Trabajadores de Peajes y Afines) por el que les garantizan a sus empleados un aumento de 37%.

  • Daños

  • A ese «acuerdo» se llegó luego de que activistas del SUTPA, que capitanea Facundo Moyano -hijo de Hugo, el líder de los camioneros y secretario general de la CGT-, provocaran daños en el edificio de AUSOL y agredieran al personal, hechos por lo que un fiscal pidió el procesamiento del menor de los Moyano.

    Ayer se produjo la « audiencia pública no vinculante» para tratar la suba de tarifas en AUSA; según admitieron los técnicos del Gobierno porteño, los incrementos tienen como único fin desalentar el uso de vehículos para ingresar a la Ciudad. Los representantes de Mauricio Macri recordaron que los valores están fijos desde 1992 en la 25 de Mayo y en la Perito Moreno; en aquella oportunidad (el intendente era Saúl Bouer), se rebajó el valor de $ 3 a los actuales $ 2; el mismo tipo de ajuste se produjo con la Illia (9 de Julio Norte) durante el gobierno de Aníbal Ibarra, que redujo el peaje de $ 1 que se cobraba por entonces a los presentes $ 0,50.

    En caso de que el Gobierno porteño finalmente decida proceder con el aumento (todo lo indica), transitar por la Perito Moreno y la 25 de Mayo costará $ 4 en horas pico, y $ 3 en el resto del día (hoy es de $ 2). El primer valor se aplicará entre las 7 y las 10 hacia el centro, y entre las 17 y las 20 hacia afuera de la Ciudad.

    El cimbronazo será aún más fuerte en la Illia: para recorrer su breve trayecto debería pagarse cuando se sancione el aumento $ 1,50 en los mismos horarios «pico» que las otras dos, y $ 1 durante el resto del día.

    En tanto, AUSOL anunció ayer en un comunicado remitido a la Comisión Nacional de Valores haber alcanzado «un acuerdo salarial con el SUTPA, que implica para el personal de operaciones de peajes, atención al cliente, seguridad vial y técnicos de mantenimiento un incremento promedio de 32,5%». El aumento, sigue explicando la empresa, será «escalonado en tres etapas (julio y octubre de 2008 y enero de 2009) más otros adicionales que, en su conjunto, significarán elevar la suba a 37%. La vigencia del acuerdo es hasta mayo de 2009». Este aumento llevaría el salario de bolsillo de un cobrador de peaje a casi $ 4.000 mensuales, un verdadero privilegio, y rige para los cuatro concesionarios de accesos: AUSOL, GCO, AEA ( Autopista Ezeiza-Cañuelas) y Coviares (autopista a La Plata). Cabe recordar que AUSOL también tuvo su propia audiencia pública de cara a que el OCCOVI (órgano de control de las concesiones viales, que estuvo a cargo hasta el escándalo de la valija venezolana el cuestionado Claudio Uberti) les autorice un retoque en sus tarifas, también congeladas desde hace una década, salvo un pequeño retoque de hace dos años.

    En esa oportunidad, la empresa presentó un plan de ampliación de la General Paz, que incluye la construcción de un cuarto carril entre Acceso Norte y Acceso Oeste, de un tercer carril para tránsito pesado entre Acceso Norte y Lugones, y la reforma de casi todos los puentes y cruces en ambos tramos, entre ellos, el intercambiador de avenida Del Libertador. El total de las inversiones que requiere esa obra ronda los u$s 110 millones.

    Según fuentes del sector, el gobierno les habría manifestado a los empresarios su intención de arrancar con los trabajos en General Paz antes de que termine el año, momento en el cual se retocarían las tarifas en porcentajes que llegarán a 50% en 2009, con posteriores ajustes en 2010 y 2011.

    Las obras se financiarán a través de un fideicomiso, cuyo recupero se producirá con parte de la recaudación extra que recibirán AUSOL y GCO a partir de los aumentos.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar