Supermercados ya suspenden personal

Economía

El desabastecimiento de productos clave como carne, pan y lácteos se agravó esta semana y ya es considerado «desesperante» por los supermercadistas. En el interior del país hay góndolas completamente vacías, algunos autoservicios debieron suspender a 30% del personal y sufrieron caídas superiores a los $ 500 millones en su facturación. En la Capital Federal aseguran que hay oferta de alimentos suficiente hasta el lunes, pero faltan muchos artículos y variedad de marcas.

Tras el llamado de las entidades del agro a continuar el paro en la comercialización de granos hasta la medianoche de hoy, los camioneros mantuvieron cortes de ruta en protesta por el perjuicio económico que les provoca la medida de fuerza, ya que no tienen mercancía para transportar. Esto afecta principalmente la entrega de alimentos a las cadenas minoristas de Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Mendoza y Chaco.

Los rubros más preocupantes son la carne, lácteos refrigerados, verduras pesadas y el pan. Pero también es crítica la provisión de aceites y harinas.

  • Dramatismo

    En algunas zonas del país la situación es «dramática», según la definió el titular de la Asociación de Supermercados Unidos -que reúne a Wal-Mart y Jumbo, entre otros-, Juan Carlos Vasco Martínez.

    En diálogo con este diario, el empresario dijo que la situación es «desesperante» en lo concerniente al abastecimiento de mercadería en esos grandes centros de comercialización. «En la Capital Federal, Gran Buenos Aires y un radio de 200 kilómetros hay faltantes en la presentación pero todavía quedan alternativas para comprar. Puede no haber leche fluida de una primera marca, pero hay una de segunda por ejemplo. Aunque la situación en esta zona es mejor que en el interior, sigue siendo delicada. Los supermercados tienen stock para el fin de semana pero el lunes,si no vuelven a entregar los proveedores, ya tendremos que hablar de faltantes».

    Yolanda Durán, presidenta de Cedeapsa -una de las cámaras que nuclea a supermercadistas chinos- relata una situación aún más negativa en esos comercios. Aseguró que «la mayoría de las empresas suspendió a 30% de sus empleados por la falta de bienes para la venta». Mientras que Miguel Angel Calvete, de la otra cámara de autoservicios de residentes chinos (Casrech), dijo que esas empresas registraron pérdidas por $ 500 millones durante los casi 100 días que van de conflicto entre el sector agropecuario y el gobierno.

    Mientras que es muy escasa la oferta de harinas en los comercios, la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) alertó que el sector está «paralizado por la falta de trigo para la molienda y la imposibilidad de entrega de harina de trigo destinada al consumo interno. Esta situación ya se observa en numerosas panaderías y comercios minoristas».
  • Dejá tu comentario