Conferencia de UIA: Gobierno prometió acuerdo con el FMI y fue aplaudido por empresarios

Economía

Conferencia de UIA: Gobierno prometió acuerdo con el FMI y fue aplaudido por empresarios En el encuentro anual de la UIA, Manzur y Cafiero aseguraron que la condición es que el Fondo permita crecer. “Los vencimientos son un verdadero cepo al desarrollo nacional”, afirmó el canciller.

La Unión Industrial Argentina (UIA) retomó su clásica conferencia anual en Parque Norte, con asistencia perfecta de los invitados del Gobierno, y con el discurso que quería escuchar: tanto el jefe de Gabinete, Juan Manzur, como el canciller, Santiago Cafiero prometieron que Argentina “va a llegar a un acuerdo” con el Fondo Monetario Internacional (FMI), aseguraron que “es lo que quiere todo el frente” y pidieron a los empresarios “estar juntos”.

Luego de la tensión en la relación Gobierno-UIA, los industriales contaron que “volvieron a empezar”, aunque hubo un cruce en el escenario con un industrial que se quejó por los impuestos.

Promesa de acuerdo

Manzur fue el invitado de la UIA para la apertura de la conferencia, y se refirió a la renegociación con el FMI. “Tenemos dificultades, una deuda irresponsable, pero no vamos a llorar sobre la leche derramada, lo vamos a solucionar”.

“Solo estamos pidiendo una sola condición, y es que nos dejen crecer, no tengo dudas de que vamos a llegar a un acuerdo y que sea el mejor posible”, agregó Manzur. Además, habló de establecer un rumbo claro, con “planes quinquenales”, y pidió apoyo: “Tenemos que estar juntos”. Fue aplaudido por los empresarios sentados en la sala, entre los que se encontraba la mesa chica de UIA.

Luego fue el turno del discurso de Cafiero, quien en su nuevo rol de canciller habló sobre la importancia de aumentar las exportaciones, aseguró que este año cerrarán en u$s75 mil millones, y llamó a fortalecer el Mercosur. Tras el discurso, Cafiero conversó con periodistas sobre la negociación con el FMI y ratificó que “todo el frente quiere un acuerdo”, y eso se reflejó en el “apoyo” que consideró que hizo Cristina Kirchner en su carta.

En la misma línea que Manzur, aseguró que “el buen acuerdo es el que no interrumpe el crecimiento”, y retomó las palabras de la vicepresidenta: “Argentina no pide un solo dólar, sólo queremos un programa que nos permita crecer, pero los vencimientos realmente son un cepo al desarrollo nacional”. Por otro lado, descartó el financiamiento de Arabia Saudita o Rusia: “No se habló nada de eso”.

Consultado sobre los plazos, Cafiero expresó: “Hablar de tiempos es arbitrario, lo importante es que los países entienden la postura de Argentina, el G20 le dejó al FMI un mensaje claro y lo que queda es el desafío técnico”.

Reconciliación y cruces

La relación Gobierno-UIA mejoró luego de la ruptura tras la llegada de Daniel Funes de Rioja a la presidencia de la entidad, respaldado por Techint, Arcor y Ledesma, según los que veían varios industriales. La UIA volvió a tener su conferencia anual, y contó con los invitados que quería del Gobierno: Manzur, Cafiero, el embajador, Daniel Scioli, el presidente del BCRA, Miguel Pesce, y mañana, el presidente, Alberto Fernández, y al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Al día de la industria no había ningún invitado.

“Si nos invitan vamos a venir, porque nos necesitamos mutuamente”, contaron cerca de Cafiero. En su discurso en el escenario, Cafiero arrancó con un chiste, quejándose por la falta de café, y desde el público el empresario Martín Cabrales le hizo señas que le iban a llevar. Al final, el canciller afirmó: “En relaciones exteriores, el Estado tiene que hacer un trabajo, pero ustedes también son parte de las relaciones estratégicas”. Luis Betnaza, de Techint, sentado a su lado, le contestó: “Contás con esta casa”.

Por su parte, Manzur en su discurso arrancó saludando a “amigos de tantos años”. Afirmó que el desafío del Gobierno será ser un “facilitador de la inversión, porque eso es lo que genera trabajo”. En diálogo con Ámbito, un industrial histórico afirmó: “Estamos en otra etapa de la relación, el Gobierno nos empezó a dejar afuera de todo y ahí hubo un giro”.

Sin embargo, durante el primer panel, hubo un cruce. En el escenario, el empresario textil Luis Tendlarz se quejó de los impuestos: “Necesitamos que la actividad sea aliviada fiscalmente, con un esquema de reintegros ágil, para evitar exportar impuestos, hay más de 170 gravámenes”. Seguido a él habló Manzur: “Hay muchas tasas, impuestos, pero en el marco de las dificultades de la pandemia, este Gobierno las suspendió, falta, pero lo hicimos”.

Temas

Dejá tu comentario