Una rueda en alza no alcanza

Economía

La semana anterior había terminado con la última rueda en alza, pero era claro que esto no alcanzaba para revertir ninguna situación. De hecho, en los últimos cinco días, el Promedio Industrial se desplomó un impresionante 3,38%, en tanto el NASDAQ perdía 4,97%. Para poner las cosas en perspectiva. Desde la debacle de los atentados terroristas de setiembre del año pasado, sólo hubo una semana peor que ésta.

Si bien la última jornada, cuando las blue chips retrocedieron 0,36% quedando el índice en 9.589,67 puntos y las tecnológicas cayeron 1,25%, fue de "lo peor" a "lo mejor" (dando cierta idea de un mercado que todavía tiene fuerzas para "comprar" cuando los precios caen debajo de ciertos límites), no se puede olvidar que realmente no hubo ninguna noticia puntual para explicar la magnitud de la merma, ni porque aun en pleno receso veraniego, a medida que se ha estado profundizando la misma, los volúmenes negociados han ido aumentando, incluso más allá de lo "normal". No importa quién tenga razón o no, tradicionalmente un comportamiento de este tipo se asocia con un período de liquidación de posiciones. Con menos de siete meses por delante para terminar el año, si bien es cierto que el Dow podría fácilmente recuperar 4,31% que tiene de pérdida acumulada, es difícil que el NASDAQ remonte su descenso de más de 21% o que las acciones de Internet ganen 36% para terminar el año a la par. En la última rueda, el dedo acusador por el mal humor apuntó a Intel. Es justo reconocer que la jornada no fue la carnicería que muchos temieron, aun cuando la empresa perdiera un astronómico 19% de su valor (de hecho, el papel fue responsable de 33 de los 35 puntos que perdió el Dow), pero es cierto que ya no es cuestión de excusas para explicar las bajas.

Dejá tu comentario