2 de enero 2024 - 12:04

Vacaciones e inflación: cuánto cuesta comer en la Costa Atlántica

Los precios varían de acuerdo a la ciudad elegida. Entre tantas, Mar del Plata ofrece una abundante oferta para todos los bolsillos. Conocé los precios de la temporada 2024.

churrero costa atlantica.jpg

Comerciantes de la Costa Atlántica comenzaron a revisar sus estrategias de captación de clientes durante un período estival que no tiene el perfil que auguraban cuando comenzaron a planificar el verano 2024.

La alimentación es básica en el presupuesto diario de las vacaciones familiares y ante el último fogonazo inflacionario una adecuada diagramación se vuelve imprescindible para que el dinero alcance.

SOCIEDAD-MAR DEL PLATA COSTA ATLANTICA.jpg

Verano 2024: cuánto cuesta comer en Mar del Plata

Los precios en la Costa Atlántica varían de acuerdo a la ciudad elegida, siendo Mar del Plata una buena síntesis dado que ofrece una abundante oferta para todos los bolsillos.

Según reportes de la Ciudad Feliz, un desayuno tradicional de un café con leche con tres medialunas puede encontrarse desde los $2.300, dependiendo de la calidad de las facturas y la localización del establecimiento. Si la opción es tomar la primera comida del día en casa una docena de facturas arranca desde los $3.500.

Para el mediodía la oferta también es variada, pero dentro del promedio el tradicional plato de rabas se paga en torno a los $10.000 y el de cornalitos, cerca de los $8.000.

rabas.jpg

La oferta de "menú ejecutivo" con un plato principal y bebida tienen un valor inicial de $7.500 y como es habitual el techo lo pone cada comensal.

La opción de pizzas también pone a consideración una brecha de precio amplia con algunas muy simples desde los $3.000 hasta los $5.000 para una simple de muzzarella. Sentarse en una pizzería y añadirle una cerveza suma $2.000, mientras que una gaseosa añade $1.000.

En la tarde los tradicionales churros tienen un precio de $450 en forma individual y $5.000 por docena, que se elevan a $500 y $6.000 si se los pide en la playa.

Churros.jpg

Junto al mar un pacho se vende a $2.000, igual valor que el clásico choclo enmantecado, mientras que la bebida cuesta $1.500.

Para la hora de la cena, se mantienen las variantes que se pueden encontrar durante el día, sumándose expresiones de mayor calidad no menores a $10.000 dado que se suman los costos adicionales como por ejemplo el cobro del "cubierto".

Costa Atlántica.jpg

Los comerciantes que habían soñado con una temporada de "buena para arriba" hoy están recalculando las previsiones. La búsqueda del precio justo la calibran sin tocar los precios base (saben que la inflación los condiciona), pero sumando algún producto que termine conformando una promoción atractiva.

Dejá tu comentario

Te puede interesar