Vuelve el campo a la protesta con más amenazas que hechos

Economía

Concluye hoy la tregua y el campo volverá a protestar en las rutas a partir de mañana. Lo decidieron las cuatro entidades, que realizarán multitudinarias asambleas, actos y movilizaciones en todo el país. La promesa es que esta vez no habrá cortes de ruta ni desabastecimiento en las ciudades, como en la anterior medida de fuerza que se extendió por 21 días. No quieren perder el apoyo de la población urbana, clave para sostener sus demandas. Este es el resultado de 30 días de una trabada negociación entre el agro y el gobierno que apenas arrojó como resultado la promesa de liberar las exportaciones de carne y trigo, algo que debería ocurrir a partir de hoy. El campo insiste en que se debe dar marcha atrás con el polémico sistema de retenciones móviles impuesto el 11 de marzo. El gobierno aceptaría finalmente discutir el asunto, para lo cual citó a los presidentes de las entidades a un encuentro que se realizará el próximo martes. En el mejor escenario, las modificaciones llegarían después del 25 de mayo.

Cumplido el mes de tregua que acordaron el campo y el gobierno luego del paro que duró 21 días, los productores volverán mañana a las rutas para seguir reclamando una modificación al esquema de retenciones a la exportación de granos, junto a un paquete de medidas orientadas a la producción de carne, leche, trigo y las economías regionales.

Las tres entidades del agro anunciaron ayer, por separado, que retomarán las protestas, aclarando que no será a través de cortes de ruta ni el consecuente desabastecimiento, sino mediante asambleas, actos, marchas y movilizaciones de productores en los mismos puntos donde se manifestó durante las últimas medidas de fuerza, en su mayoría a la vera de la ruta. Los ruralistas mantendrán el estado de «alerta y movilización», bajo el argumento de que aún no han recibido respuestas concretas por parte del gobierno.

  • Encuentro

    Las negociaciones entre el Ejecutivo y el campo serán retomadas el próximo martes. El jefe de Gabinete Alberto Fernández citó a los principales dirigentes para esa fecha con la promesa de avanzar en el armado de un nuevo sistema de retenciones. El resultado de ese encuentro será clave para avanzar en un acercamiento entre las partes. También tocarían un tema central, el de la leche.

    En la Casa de Gobierno se presentarán nuevamente los titulares de Federación Agraria, Eduardo Buzzi; CRA, Mario Llambías; Sociedad Rural, Luciano Miguens; y Coninagro, Fernando Gioino. Se espera además que ese día marque el debut en la negociación del nuevo ministro de Economía Carlos Fernández.

    Tras haber definido posiciones en forma individual, la Comisión de Enlace de las cuatro entidades se reunirá hoy por la mañana en el porteño hotel Castelar. Al mediodía anunciarán en forma conjunta el fin de la tregua, el inicio a partir de la cero hora de mañana de la nueva instancia de reclamo y el sostenimiento de la unidad de las cuatro agrupaciones.

    Por su parte, desde el gobierno advierten que la ocurrencia de cortes de ruta haría caer todo tipo de negociación, según admitieron ayer fuentes del Ejecutivo.

    Mucho influirá para suavizar el tono de los dirigentes el hecho de que el gobierno cumpla a partir de esta mañana con dos puntos que fueron acordados el miércoles con Alberto Fernández y el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno: la reapertura de las exportaciones de carne (debería constar en las páginas del Boletín Oficial) y trigo, así como el pago del precio pleno del cereal al productor.

    «Vamos a estar con presencia en las rutas, en las ciudades, en los municipios, donde había piquetes se volverá con panfletos y gente aclarando cuánto vale un litro de leche y cuánto lo paga el consumidor», afirmó ayer desde Rosario Buzzi, que se quejó de que el campo sea señalado «como el causante de la inflación», tal como deslizó el titular de la CGT, Hugo Moyano. «Si hay inflación es por culpa de estos grupos que llevan al encarecimiento de los productos para los argentinos», sostuvo y llamó a que «se hable de todo y no de la rentabilidad sólo de los sojeros».

    Buzzi que por la noche presidió una multitudinaria asamblea en Máximo Paz, Santa Fellamó a «no cortar rutas ni desabastecer, porque nuestro activo es la simpatía de la población urbana», pero también dejó entender que las bases de la Federación Agraria podrán definir las medidas de fuerza que consideren adecuadas. Por lo pronto, en Entre Ríos, donde se encuentran los grupos de productores más radicalizados, mañana habrá tres grandes concentraciones -Gualeguaychú, túnel subfluvial Paraná-Santa Fe y puente Rosario-Victoria- y no se descarta que pueda obstaculizarse el paso de vehículos. En Gualeguaychú, en el kilómetro 553 de la ruta 14 encabezará la asamblea el titular de la Federación Agraria provincial Alfredo de Angeli, que ayer se encargóde insistir en que «los productores ya no le creen al gobierno».

    «No recuerdo un momento de tanta unidad del campo. Iremos a la reunión con el jefe de Gabinete y no vamos a hacer cortes de rutas, pero tendremos presencia allí a partir del día sábado», dijo ayer Llambías al anunciar la posición de la entidad que agrupa a 13 confederaciones y 276 federaciones rurales del país. «Después de 30 días de tregua no se alcanzaron las soluciones buscadas sobre leche, economías regionales», dijo Llambías, que además consideró «fundamental» que se «concreten las promesas sobre carne y trigo».

    Tanto Buzzi como Llambías destacaron ayer el inicio de una «campaña de esclarecimiento», por la cual el sector difundirá los valores que se manejan en la instancia de producción, apuntando a los eslabones de industria y comercialización como principales generadores de inflación. «La leche se paga $0,80 el litro y la papa $0,60 el kilo. Queremos que la gente se entere de lo que se paga al productor», ejemplificó Llambías.

    Buzzi, por su parte, criticó la «enorme transferencia» que se da a favor de «grupos concentrados, que acaparan la renta y la Casa Rosada, que se queda con los fondos de retenciones».
  • Dejá tu comentario