Wall Street prevé otros dos meses de baja tasa

Economía

Nueva York (Reuters) - Los analistas de Wall Street, por segunda vez consecutiva, se arriesgan a estimar que la Reserva Federal va a mantener fija la tasa de interés de corto plazo por un buen tiempo, siempre y cuando el crecimiento económico siga recuperándose junto a una inflación moderada.
Además, la mayoría espera que la tasa baje antes de fin de año.

Estas conclusiones surgen de la encuesta que «Reuters» realizó entre los 18 principales analistas del mercado financiero norteamericano, luego de que la Fed decidió mantener por quinta vez consecutiva la tasa en 5,25%.

Lo que sucede es que los últimos datos económicos fueron bastante robustos y demuestran la recuperación de la economía. Esto es lo que mejora las expectativas de los analistas y los impulsa a predecir estabilidad y hasta futuros cortes en la tasa. De esta manera, la mayoría espera un cambio a partir del segundo o tercer trimestre de este año y sólo 5 de los expertos encuestados avecina una suba, el resto espera cortes de 25 o 50 puntos.

  • Solidez

    Esto demuestra que todos los economistas esperan que la Fed vuelva a mantener la tasa en su próxima reunión, que será el 20 y 21 de marzo.

    Lo cierto es que en las declaraciones que precedieron a la reunión del Comité de Mercado Abierto el miércoles pasado, los encargados de guiar la política económica reconocieron la solidez de la economía norteamericana, al mismo tiempo que transmitieron una visión equilibrada de la inflación.

    «La Fed hizo algunos cambiosen sus declaraciones, aunque ninguno fue sorpresivo», dijo Michael Moran, economista jefe en Daiwa Securities America.

    La evidencia clara está en los datos, con una economía que creció más rápido de lo esperado en el último trimestre del año pasado. Así, el PBI se incrementó 3,5% cuando los mercados esperaban 3%. A esto se suma la inflación core, que excluye los precios de la energía y los alimentos de su cálculo, y que cerró en 2,1%, apenas superando el límite que la Fed concibe como deseable pero que no preocupa a los analistas, ya que la mayoría está de acuerdo en que está siendo controlada.

    «Claramente, las declaraciones de la Fed no indican que se esté pensando en cortar las tasas de interés, pero a su vez tampoco muestran que se tenga en mente subirlas», dijo Stuart Hoffman, economista jefe en PNC Financial Services Group en Pittsburgh.

    «Las declaraciones fueron definitivamente imparciales, describiendo un armónico dúo de crecimiento firme e inflación moderada».

    La consecuencia de esta medida se ve claramente en los mercados y además en las opiniones de los analistas especializados. La realidad muestra que los precios de los bonos del Tesoro cayeron, con inversores considerando bajas probabilidades de un aumento en las tasas luego de los comentarios emitidos por la Fed.
  • Dejá tu comentario