Ya no aguantó y perforó su piso

Economía

Lo pudo evitar en la rueda anterior, ayer ya nada hubo para oponer resistencia a una tónica que marchaba directa a perforar -nuevamente- el piso de los 2.100 puntos y para culminar muy cerca de los mínimos del día.

Lo más destacable de una fecha que tuvo pocos atractivos, no sólo aquí, dejando al Dow levemente positivo con 0,5 por ciento. Pero que no tuvo en el Bovespa ninguna imagen favorable como para poderla imitar. Y el indicador brasileño terminó en nivel bajista, casi 0,70 por ciento, promoviendo terreno poco fértil para que nuestro Merval hiciera algo distinto a lo que hizo, en definitiva.

Un mínimo en 2.083 unidades, con máximo de 2.113, quedando en los 2.088 puntos y fijando un porcentual negativo de 0,85 por ciento. Una rueda, en síntesis, como hubo tantas en el correr de estos meses y que no muestran ninguna señal importante, que advierta sobre cambios de cursos. Dejarse llevar de los operadores, en mancomunión de mercados del exterior y del propio ambiente local, que acorrala expectativas positivas y las hace diluir.

  • Más negocios

    Nuevamente constituyó aspecto saliente el total de órdenes, porque trepó a los 136 millones de pesos de efectivo, si bien con los aspectos adicionales de rigor: participación de Tenaris, con porción de gran peso.

    Cabe diferenciar los listados que conforman índices. Porque el Merval completo resultó mesurado, con 0,85 por ciento de menos, pero en la nómina sólo autónoma -el «M.AR»- la baja llegó a un preocupante 1,80 por ciento de caída. Que se confirma con la relación de los signos, donde «31» papeles subieron: contra el doble, «63» títulos, que registraron descensos. Una imagen acaso más fidedigna, como para poder obtener conclusión sobre la rueda de ayer. La sensación dejada es que «bajó más» que lo que apuntaron los números. Y la Bolsa, ya no espera mucho más...
  • Dejá tu comentario