25 de julio 2017 - 23:33

A pesar de los intentos iraníes, alertas rojas seguirán vigentes

• FUERON RENOVADAS ANTE INTERPOL POR CINCO AÑOS, PERO HUBO GESTIONES PARA SU LEVANTAMIENTO
Será hasta el año 2022. Lo confirmaron las carteras de Justicia y Seguridad. Argentina integra la comisión que controla las fichas en donde figuran los acusados por el atentado a la AMIA.

Alertas. Leandro Despouy, Mohsen Rabbani y Germán Garavano, protagonistas de la trama tras la investigación del atentado a la AMIA.
Alertas. Leandro Despouy, Mohsen Rabbani y Germán Garavano, protagonistas de la trama tras la investigación del atentado a la AMIA.
Luego de las versiones que referían a la estrategia diplomática iraní para lograr el levantamiento de las circulares rojas de Interpol que pesan sobre cinco ciudadanos de ese país, a quienes la Justicia argentina acusa por su responsabilidad en el atentado a la AMIA, el ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que "existe consenso en la comunidad internacional para impedir que ese intento prospere". Fuentes del Ministerio de Seguridad que participaron de las negociaciones para que Interpol renovara las alertas confirmaron a Ámbito Financiero que "en mayo logramos el aval para darle continuidad a la medida por cinco años, hasta 2022".

Para definir las altas y bajas de las circulares, el organismo cuenta con una Comisión de Control de Ficheros, que está integrada por cinco miembros. Uno de ellos es el extitular de la Auditoría General de la Nación (AGN) Leandro Despouy, quien luego de abandonar la entidad de control parlamentario (que debe ser ocupada por un representante del principal partido de la oposición, hoy a cargo del peronista Oscar Lamberto) y tras un breve paso por Cancillería, fue destinado a esta "misión" diplomática.

El radical debe articular negociaciones con sus pares de la Comisión, representantes de Rusia, Finlandia, Moldavia y Angola, con quienes no existirían desacuerdos para sostener la restricción. Por eso la especulación más fuerte se centra en la posibilidad de que el Gobierno de Hassan Rouhani -cuya inserción internacional en Occidente mejoró luego de la firma del convenio nuclear con los países del 5+1- intente torcer la decisión en la asamblea general de Interpol. Esa hipótesis se vio reforzada cuando el viceministro de Asuntos Legales e Internacionales iraní, Abbas Araghchi, se reunió con las autoridades del organismo para mostrar predisposición a cooperar en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. "Para nosotros es muy importante colaborar en la resolución de la investigación que procura encontrar los responsables del ataque a la mutual judía en Buenos Aires, ya que eso nos permitirá terminar con la infamia que representa esa acusación contra nuestro país, incentivada por el sionismo", afirmaron a este medio fuentes de la diplomacia iraní.

Once años en "alerta"

A pedido del fallecido fiscal Alberto Nisman, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral solicitó en 2006 las alertas rojas para un grupo de ocho iraníes, e Interpol concedió sólo cinco, que vencían a fines de este año y fueron renovadas hasta 2022. Mohsen Rabbani, Ahmad Vahidi, Mohsen Rezai, Ahmad Reza Asghari y Alí Fallahyjan integran el listado de iraníes incluidos en la restricción, al que se suma el fallecido Imad Mougniyeh, cuya acción penal en su contra fue declarada extinguida por el magistrado. El grupo de requeridos por la Justicia argentina también estaba integrado por el expresidente iraní Alí Akbar Hashemi Rafsanjani, quien falleció a principios de 2017. A pesar de los reiterados pedidos de la UFI-AMIA, nunca había sido incluido en las alertas por tratarse de un funcionario de alto rango dentro del gobierno.

La administración de Donald Trump viene manifestando su beneplácito por los alineamientos del Gobierno de Mauricio Macri en materia de lucha antiterrorista, lo que facilita las gestiones para evitar que se imponga cualquier intento de Irán por torcer la decisión de continuar poniendo la lupa sobre estos acusados. Detrás de estas gestiones se vislumbra la estrategia por lograr consenso en otro de los puntos que ha generado polémicas tanto fuera como dentro de la Argentina: la realización de un juicio en ausencia para los iraníes que se niegan a comparecer ante la Justicia, instrumento legal que serviría para emitir un fallo meramente testimonial en la causa AMIA.

Dejá tu comentario