Adiós a miembro del selecto club de la AEA

Edición Impresa

Días atrás fallecieron los economistas Raúl Cuello y Julio Rotemberg. El primero de ellos, master y PhD en Economía de Columbia, fue director de la DGI y secretario de Ingresos Públicos. Transcribimos una nota de su amigo Juan Carlos De Pablo. Rotemberg se doctoró en Economía en Princeton tras recibirse en Berkeley y fue uno de los académicos más brillantes.

Julio Jacobo Rotemberg nació en Buenos Aires en 1953. Obtuvo su licenciatura en Economía de la Universidad de California en Berkeley en 1975 y el PhD en Economía de la Universidad de Princeton en 1981. Llegó a Harvard Business School (HBS) como profesor visitante en 1994 proveniente del MIT Sloan School of Management. En 2016 recibió la codiciada MBA Student Association Class Faculty (Premio de Enseñanza en reconocimiento a sus notables habilidades en el aula) de la HBS; y fue galardonado por la American Economic Association (AEA) como "Distinguished Fellow", un alto honor reservado para una pequeña minoría de pesos pesado de la academia, escribió el economista Iván Werning. "El premio se confiere sólo a economistas cuyas investigaciones tuvieron un gran impacto duradero en el resto de la profesión", explicó el actual funcionario del Palacio de Hacienda.

Rotemberg fue editor de varias revistas profesionales durante su carrera académica, incluyendo el NBER Macroeconomics Annual y el Review of Economics and Statistics. Fue editor asociado del Journal of Money, Credit and Banking y miembro de la Econometrica Society y colaborador de investigación en NEBR. En 2007, fue becario visitante en la Fed de Boston. La investigación de Rotemberg, publicada en más de cincuenta artículos y capítulos de libros, se centró en las fuentes de las fluctuaciones económicas, en particular los efectos de la política monetaria, la política fiscal y los cambios en los precios del petróleo. También exploró el comportamiento de los precios minoristas, la economía internacional y la economía tanto de la estructura del mercado como de las organizaciones. Ayudó a establecer los cimientos de la macroeconomía Neo Keynesiana y ofreció fundamentos micro para las rigideces nominales a nivel macroeconómico.

Entre los documentos más significativos de Rotemberg se encuentra "Un marco basado en la optimización para la evaluación de la política monetaria", coautor con Michael Woodford de Columbia, donde desarrollaron un enfoque para modelar la macroeconomía que proporcionó la base para los modelos dinámicos estructurales generales de equilibrio (DSGE) ahora ampliamente utilizado en la academia y los órganos de formulación de políticas. El enfoque de Rotemberg-Woodford tenía claras ventajas sobre los intentos previos de cuantificar los efectos de las intervenciones de política monetaria y fiscal y ha sido ampliado y perfeccionado por investigadores posteriores. El documento tuvo un impacto significativo y amplio, ya que todos los bancos centrales tienen hoy una versión de un modelo DSGE que guía sus decisiones políticas. Rotemberg también fue uno de los primeros en introducir el concepto de "competencia monopolística" -una estructura de mercado que combina elementos de monopolio y mercados competitivos- en modelos de fluctuaciones macroeconómicas.

Escribió Olivier Blanchard (ex-economista jefe del FMI): "Echo de menos a Julio. Lo he extrañado desde que dejó el MIT para HBS a mediados de los 90. Fuimos colegas durante más de una década. Nuestras discusiones casi diarias fueron emocionantes y divertidas. Julio casi siempre tenía un ángulo diferente. Esto no era una diferencia en aras de la diferencia o por causa de la provocación. Era una diferencia relevante, que hacía una discusión más rica. Creo que es injusto caracterizar a Julio como un nuevo keynesiano, o incluso como un macroeconomista. Es cierto que hizo importantes contribuciones allí, pero sus investigaciones siempre tuvieron un alcance más amplio. En comparación con la sequedad del modelo de New Keynesian, la visión de Julio era mucho más compleja, y mucho más rica. Todos vamos a extrañar".

Dejá tu comentario