30 de octubre 2012 - 00:31

Advertencia por bolsas que llegan desde la Capital

Según la provincia, el material con el que están hechas las bolsas no asegura la degradabilidad.
Según la provincia, el material con el que están hechas las bolsas no asegura la degradabilidad.
Buenos Aires - El Gobierno de la provincia denunció ayer que las bolsas que ingresan desde la Ciudad de Buenos Aires a los rellenos sanitarios de la provincia no son biodegradables, y de esta forma no sólo no se cumple con la ley provincial 13.868 que prohíbe el uso de bolsas de polietileno, sino que tampoco se respeta la ley de Basura Cero.



La denuncia fue realizada por el Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible (OPDS), que además explicó que esta situación provoca «una masa de residuos no degradables de difícil gestión» en los rellenos de la CEAMSE.

«Vemos con asombro que las bolsas que está comercializando la Ciudad de Buenos Aires contradicen el espíritu de nuestra ley», explicó Marcelo Ordóñez, titular del OPDS.

«Son bolsas de mayor espesor, tienen más polietileno, no tienen ningún componente que asegure la degradabilidad, sumado a que incorporan mayor cantidad de tintas», agregó.

En el mismo sentido, enfatizó que «esto contradice el espíritu de nuestra ley y por eso apelamos a que la Ciudad de Buenos Aires tome cartas en el asunto, dado que estas bolsas serán dispuestas en los rellenos sanitarios de nuestra provincia, causándole un mayor perjuicio al ambiente así como también a los ciudadanos».

De acuerdo con la información de ese organismo, hace más de tres años que la provincia goza de la implementación de esa normativa, que permitió generar una nueva cultura en materia de consumo sostenible para que los industriales, los comercios y los ciudadanos comiencen a sensibilizarse sobre la necesidad de que el desarrollo sea con responsabilidad y pensando en las generaciones del futuro.

«Al reducirse el tiempo de degradación biológica, esta ley permitió minimizar el impacto ambiental que la bolsa origina una vez transformada en residuo sólido urbano y depositada en un relleno sanitario», advirtió Ordóñez.

La acusación suma tensión a los desencuentros que vienen teniendo el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el gobernador Daniel Scioli por el destino de los residuos que se producen en la Ciudad de Buenos Aires. Días atrás, el bonaerense volvió a pedirle a Macri que redujera los envíos de basura a la provincia. «No es un problema técnico: se trata de una decisión política», enfatizó Scioli.

Dejá tu comentario