Advierten que por medidas la soja en mayo valdrá u$s272

Edición Impresa

La estimación es de la Bolsa de Comercio de Rosario y toma en cuenta el nuevo esquema de retenciones. Quejas de CARBIO y CIARA.

La suspensión por seis meses del cronograma de reducción de retenciones a las exportaciones de aceites, harinas, pellets y derivados de soja provocará una caída de 11 dólares en el precio del poroto a mayo del año próximo. Esa estimación la hizo la Bolsa de Comercio de Rosario, en un informe donde explica las consecuencias que tendrá el ajuste fiscal lanzado por el Gobierno sobre el sector agroindustrial. El informe anticipa que con el anuncio, el precio del poroto de soja se ubicará a u$s272. La Bolsa de Comercio de Rosario advierte que el nuevo esquema alienta a la exportación directa del grano sin procesar y, por lo tanto, eleva el riesgo de primarización de la oferta externa del país.

"Esto puede significar la mayor dependencia de unos pocos destinos de nuestras exportaciones", indica el estudio de la entidad. Argentina cuenta con 65 mercados destinatarios de harina de soja, de los cuales los diez primeros se llevan el 61%; 50 destinatarios de aceite de soja, de los cuales los primeros 10 se llevan el 91%. El problema es que para el poroto de soja, sólo tiene 11 mercados de destino, de los cuales el 90% va a China.

El nivel de retenciones para los derivados de soja es del 23%, mientras que el de los porotos es de 26%. Los tres puntos de diferencia se explican en que muchos países aplican aranceles más altos a la importaciones de productos con elaboración, que a los porotos sin procesar.

Por su lado, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) advirtió que se producirá una "caída de transacciones del principal sector exportador de la Argentina, lo que afectaría la recaudación fiscal que se ha proyectado".

Además, CIARA indicó que se provocará una "menor capacidad de compra de la agroindustria y la elevación de la capacidad ociosa del principal complejo oleaginoso del mundo, estimulando la primarización de la agroexportación al exportarse con menos valor agregado".

Las misma queja elevó el titular de la Cámara Argentina de Biocombustibles, Claudio Molina. El empresario dijo que "corremos el riesgo cierto de que se exporte más poroto de soja en bruto, hecho que primariza las exportaciones y al mismo tiempo, aumenta la capacidad ociosa de la industria del crushing, poniendo en peligro una cantidad importante de puestos de trabajo de los más sustentables que existen en Argentina".

Molina recordó que la retención del biodiésel, que es el 15% nominal, iba a converger con la del aceite y harina recién en diciembre de 2019. Insistió en que el diferencial compensa "parcialmente" los aranceles que imponen los países compradores de productos nacionales.

Dejá tu comentario