Edición Impresa

“Al problema de inseguridad lo tapó la inflación”

• ENTREVISTA AL GOBERNADOR DE MENDOZA ALFREDO CORNEJO
Llegó hace más de un año a la gobernación de la mano de un frente que aglutinó a casi toda la oposición contra el peronismo. A siete meses de asumir, asegura haber estabilizado el déficit heredado.

Con una larga trayectoria política provincial en el radicalismo de Mendoza, Alfredo Cornejo logró convertirse hace poco más de un año en gobernador tras haber vencido al peronismo de la mano de una fuerza heterogénea, el Frente Cambia Mendoza, que aglutinó a la UCR, el PRO, el Frente Renovador, el Partido Demócrata, Libres del Sur y la Coalición Cívica. Durante una visita a este diario, Cornejo mantuvo un intercambio de conceptos sobre la realidad política y económica, y trazó los principales lineamientos de sus primeros siete meses al frente del Ejecutivo mendocino. Veamos:

Periodista: En los últimos días trascendió un duro informe sobre el estado de las cárceles. ¿Cuál es el plan de su Gobierno para hacer frente a esta crisis?

Alfredo Cornejo: El tema de las jaulas para detenidos se procesó con conocimiento del juez y se hizo a pedido del resto de los reclusos porque no querían compartir el patio con estas personas debido a que muchos de ellos habían sido amenazados de muerte. Ésta es la parte que no se cuenta en los informes. Tenemos dificultades como todas las provincias en este aspecto, pero dentro de lo mal, estamos mejor que muchas otras.

P.: ¿Pero hay una política de Estado destinada a contrarrestar los niveles de superpoblación carcelaria?

A.C.: Para eso haremos una gran inversión y hemos reactivado junto con Nación la construcción de la cárcel federal en Cacheuta, que estará concluida en 18 meses. Esto nos permitirá descomprimir unas 500 plazas. Paralelamente licitaremos la construcción de una nueva cárcel con estándar internacional, con escuela y tres niveles de seguridad.

P.: ¿Por dónde pasa su principal propuesta para enfrentar el problema de la inseguridad?

A.C.: Creo que es fundamental que la Nación encare una modificación al Código Procesal Penal. A los problemas de inseguridad los ha tapado la inflación. Tenemos problemas graves, que si no los atendemos a tiempo vamos a vivir un infierno en este país. Sé que es políticamente incorrecto lo que digo. Hay crimen organizado, es cierto, pero tenemos un Estado más desorganizado que organizado: la Justicia no es ágil y expedita, no tiene sanciones ejemplificadoras, la Policía no hace la tarea de prevención como debiera, no hay inteligencia fiscal ni base de datos cruzados y homologados, como tampoco hay un banco de ADN.

P.: ¿Propondría la instauración de los juicios por jurados?

A.C.: Los jurados populares son un poco hollywoodenses. Sé que algunos lugares los están implementando (NdlR: los aplican Córdoba, Buenos y Neuquén), pero me parece mejor lo que se hace en Chile o en algunos estados de Norteamérica, que es la oralidad de todo el proceso, de la instrucción desde el inicio hasta el final. Hay una industria del juicio que favorece los procesos largos y muchas veces deja a la deriva a los defendidos cuando éstos dejan de pagarles a sus abogados.

P.: Yendo al plano financiero, ¿tiene planes de volver en el corto plazo a colocar deuda en el exterior como lo hizo en mayo con el bono de u$s500 millones?

A.C.: No por ahora. Armamos un equipo de colocación, salimos el mes pasado con Letras. Queremos estar todo el tiempo en el sistema con la esperanza de que vayamos a un sistema económico más razonable en el que la tasa de interés sea baja y donde podamos tomar deuda para inversiones. Y queremos tener un equipo que esté todo el tiempo saliendo, que los inversores nos conozcan para encarar montos bajos y en plazos cortos.

P.: ¿Cómo están hoy las cuentas mendocinas?

A.C.: Creemos que de alguna forma hemos estabilizado los problemas que teníamos, fundamentalmente el del déficit estructural de $5.600 millones, que representa casi el 9% del Presupuesto. Ahora necesitamos hacer el salto de calidad, que es elevar del 4% al 7% el nivel de inversión.

P.: Es decir que van hacia un segundo semestre más ordenado.

A.C.: No estamos con urgencias, pero no estamos haciendo grandes cosas, y eso no me enorgullece.

P.: ¿Van a reabrirse las paritarias?

A.C.: No vamos a abrir la discusión de ninguna manera. Hagan lo que hagan. El orden del que les hablo es consecuencia también de haber cerrado paritarias a principio de año con un techo del 25%, que era mi pauta presupuestaria.

P.: En cuanto a la suba de tarifas, el gas, por ejemplo. ¿Piensa que se podría haber hecho de otra manera?

A.C.: El tema del gas es el ejemplo más claro de la bomba de tiempo que le dejaron al Gobierno de (Mauricio) Macri. Todos sabíamos que las tarifas estaban en un valor que no era el correcto. Y creo que todos queremos ir hacia cosas más sensatas, pero duele el bolsillo hacerlo de un día para el otro. Hubiera sido mejor planificarlo con tres o cuatro meses de estudio, en conjunto con las provincias y escuchándolas a todas, sobre todo en donde más impacta. Es un sistema que tiene muchos parches porque ha sido subsidiado, entonces trabajar sobre esto siempre lleva más tiempo.

P.: ¿La UCR está molesta con el Gobierno nacional por las decisiones que toma Casa Rosada y que no son consultadas primero con el partido, dentro del marco de lo que representa Cambiemos? ¿Por qué en algunos distritos, incluido Mendoza, referentes del PRO hablan de presentar candidatos propios en 2017?

A.C.: Las elecciones están muy cerca en meses, pero muy lejos en gestión. Si Cambiemos quiere tener resultados electorales positivos, tiene que mejorar la economía y la gestión en cada una de las provincias y en cada uno de los servicios. Esto es aplicable a todos los lugares donde el radicalismo y Cambiemos están gobernando. Las elecciones las ganan o pierden los oficialismos, por lo tanto, depende de lo que hagamos nosotros. Las elecciones se resuelven diez días antes del cierre de listas.



Entrevista de Florencia Arbeleche y Mariano Casal

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario