Análisis técnico de Apple y el Nasdaq

Edición Impresa

El sector tecnológico americano ha sido uno de los que mayor desarrollo ha tenido en los últimos años, con acciones estrella como Apple y Google, entre otras. Pero la gran suba que el mercado tuvo en los últimos años sirvió tan solo sirvió para recortar la mitad de las pérdidas acumuladas producto de la crisis de las "punto com" del año 2000.

En el mismo momento en el que el Dow Jones se encuentra superando máximos de 2007, con ganancias empresariales en aumento, reducción del desempleo, aunque con un crecimiento económico débil, ayudado fundamentalmente por políticas económicas expansivas desde el punto de vista monetario, lo que brillaba en el 2007 hoy no luce de igual manera y la gran suba del mercado americano no puede ser explicada en su totalidad por las variables económicas.

Es decir, y tal como mencionamos en nuestra columna de la semana pasada, el mercado americano, con sus índices de referencia como el Dow Jones y el Sp500 ha entrado en un bull-market, superando máximos de 2007, aunque dentro de un contexto socio-económico débil y en recuperación, en contraste con el escenario económico, social y político del 2007.

Dentro de este mismo contexto, las acciones tecnológicas y ETF`s del sector han mostrado un histórico crecimiento, mostrando nuevamente que la industria posee un gran potencial y crecimiento para el futuro.

NASDAQ 100

Vemos que el Nasdaq 100 de las empresas tecnologías mas importantes ha estado desarrollando la suba actual dentro de un canal alcista iniciado en los mínimos de 2008-2009. En cada oportunidad que el mercado realizaba un ajuste, los alcistas intervenían en el mercado en la parte inferior del canal, evitando que el mismo perfore tal figura técnica en cuestión y regresándolo a zonas superiores, accediendo a nuevos máximos y colocándolo en la parte media y superior del canal.

De igual manera, la lucha entre los alcistas y los bajistas se disputaba con fuerza en cada momento en que el mercado accedía a la parte superior del canal, desde donde salen las órdenes vendedoras, reduciendo el optimismo y realizando un recorte.

En definitiva, el mercado ha sabido desarrollar el avance actual dentro del canal y de manera muy prolija, aunque desde el punto de vista elliottista, existe un gran solapamiento entre las distintas ondas. Pese a ello, la tendencia alcista nunca ha sido vulnerada desde los mínimos de 2009. Se define tendencia alcista cuando los techos y los pisos son superiores. Vemos que en cada movimiento, el mercado ha logrado un máximo adicional y en cada corrección no se han perforado los mínimos previos, manteniendo con vida el canal y la tendencia alcista.

Dada la importancia de las acciones de Apple en el selectivo tecnológico, la evolución del mismo en los últimos meses ha sido más bien débil, en diferencia a la gran suba protagonizada por el Dow Jones y el S&P500.

Consideramos clave la superación de los máximos de 2845 puntos primero y 2880 puntos más tarde para poder habilitar avances mayores rumbo a la parte superior del canal en torno a los 3000 puntos y 3300 unidades más tarde, gran escollo de largo plazo para el índice Nasdaq100, coincidente con el 61.8% de fibonacci toda la caída desde los máximos de 4820 puntos del año 2000.

Ahora bien, en el caso de que el mercado falle en superar los máximos de 2880 puntos, deberemos permanecer cautelosos cuidando los soportes ubicados en los 2690 unidades o potencialmente 2620 puntos, siendo los 2570-2550 puntos los soportes de mediano y largo plazo más importantes para el índice tecnológico para que desde allí las subas queden retomadas como tendencia principal rumbo a los máximos propuestos.

Solo con caídas directas debajo de 2550 puntos, el mercado quedara vulnerable a un ajuste mayor, confirmando un hombro cabeza hombro el cual tendrá como objetivo la zona de 2300-2200 puntos, al menos. Es por ello que consideramos clave la superación de los máximos previos, ya que en dicho caso, la figura de hombro cabeza hombro quedara descartada y el sesgo alcista se extenderá para ir a buscar nuevos máximos.

Nuestra visión es que el mercado continuará operando dentro del canal y que en caso de posibles recortes, estos deberán quedar contenidos en la parte inferior de la figura técnica, para que desde allí la tendencia alcista quede reanudada rumbo a la zona superior de la misma, al menos.

Solo con el abandono del canal y con la confirmación del hombro cabeza hombro, el sesgo de mediano plazo se tornara bajista, realizando un ajuste para ir a buscar soportes inferiores.

Hoy en día el mercado se muestra débil al no poder tomar una mayor aceleración alcista en busca de nuevos máximos, aunque la tendencia alcista se muestra intacta y por ello nuestra visión favorable para el sector.

ETF XLK

El esquema para el ETF del sector tecnológico es similar al del Nasdaq100. El primero también se encuentra dentro de un canal y con un potencial hombro cabeza hombro en formación y consideramos clave la superación de los máximos de 31.80 dólares para luego extender las subas hacia la parte superior del canal en torno a 33.20 dólares y 35 dólares más tarde, junto a escollos de mediano plazo para el ETF.

En caso de posibles bajas, vemos que la línea de tendencia alcista inferior del canal se ofrece como soporte de corto plazo en los 29.00-28.80 dólares y desde donde deberemos ver un regreso de las subas rumbo a los máximos propuestos, caso contrario, podremos ver un ajuste mayor, siendo los 27.30 dólares el soporte clave para el índice ya que debajo del mismo la figura de cambio de tendencia quedara confirmada y un ajuste mayor tomara un protagonismo adicional. A igual que para el Nasdaq, somos optimistas respecto del XLK y consideramos que la tendencia alcista hoy en día se mantiene intacta en forma idéntica que el canal alcista y por ello toda la atención se centra en la superación de los máximos, para más tarde buscar acceder a valores más ambiciosos para adelante.

APPLE

Las acciones de Apple tienen una importancia particular en el sector tecnológico y por ello hemos decidido incluirlos en el análisis.

En el análisis de largo plazo y dentro de un grafico semi-logarítmico, podemos ver que la acción se encuentra junto a la parte inferior del canal alcista el cual tiene sus inicios en el año 2002 cuando la acción valía 6.60 dólares. .

En tanto y en cuanto la acción se sostenga por encima de 430-420 dólares, la emisora se mantendrá dentro del canal alcista y por encima de soportes importantes por lo que aun podremos esperar alzas mayores de regreso de los 485-530 dólares primero y 560 dólares mas tarde, siendo los 595-600 dólares el escollo clave de mediano plazo para la acción, coincidente con el 61.8% de fibonacci de toda la ultima baja iniciada en los máximos de 706 dólares.

Solo con el abanando debajo de 420 dólares, la acción quedará vulnerable a nuevas pérdidas, confirmando el fin de un importante ciclo, dado que desde 1996 hasta los máximos alcanzados de septiembre de 2012 el mercado se ha desarrollado dentro de 5 movimientos alcistas, quedando vulnerable a un ajuste mayor rumbo a los 400-350 dólares por lo menos.

Hoy en día somos optimistas respecto de la acción ya que la misma se encuentra reconociendo el soporte coincidente con la parte inferior del canal y mientras tal comportamiento se mantenga intacto, el sesgo permanecerá alcista en busca de acceder a los máximos propuestos.

Solo con el quiebre debajo del canal, el avance mencionado quedara postergado y alertaremos por un ajuste mayor, pudiendo confirmar un fin de ciclo y una acentuación del ajuste protagonizado por la emisora en los últimos meses, llevando a los precios a zonas inferiores junto a soportes ubicados en valores más deprimidos a los actuales.

En definitiva, los instrumentos analizados se encuentran dentro de un canal alcista de largo y mediano plazo, con tendencia alcista intacta y realizando un recorte como en el caso de Apple y una recuperación como el caso del Nasdaq100 y el XLF. En todos los casos somos optimistas y consideramos que deberemos ver avances que logren mantener intacto la tendencia actual y en caso de posibles recortes, los mismos deberán quedara contenidos a los soportes propuestos, caso contrario, un ajuste mayor tomara un protagonismo adicional rumbo a zonas inferiores.

En el caso de Apple, vemos una oportunidad, considerando que la acción se encuentra junto a soportes claves de mediano y largo plazo y mientras los mismos sean respectado, aun podremos esperar alzas mayores, continuando con el Bull-market indicado en 1996. Solo debajo de los soportes propuestos, pasaremos a alertar por un ajuste mayor, cerrando un ciclo completo elliotista y quedando vulnerable a nuevas pérdidas rumbo a valores mas deprimidos para adelante. Veamos...

Dejá tu comentario