Antelo va por más y en noviembre lanza otra marca china de autos

Edición Impresa

• ES LA TERCERA. SE LLAMA CHANGAN Y SE SUMA A HAVAL Y GREAT WALL
Con dos modelos de SUV (CS15 y CS45) apuesta a un segmento que está en expansión. Más adelante llegará el CS55 y estudian importar minivans.

Mientras el dólar no para de subir, el mercado automotor se prepara para recibir nuevas marcas importadas. De la mano del empresario Manuel Antelo, otra automotriz china arribará a la Argentina. Se trata de Changan, especializada en SUV -el segmento de mayor crecimiento en el país y en el mundo- que se sumará a las otras dos marcas de ese país que ya comercializa en Grupo Carone: Haval y Great Wall. La fecha prevista para el lanzamiento será el 15 de noviembre, según la reserva que hay en la agenda de ADEFA, pero hoy se embarcará en China el primer lote de unidades que se venderán en el país.

La idea del exdueño de Renault en los 90 -la recordada CIADEA- es iniciar las operaciones con dos modelos: el CS15 y el CS45. Más adelante podría llegar el CS55. Incluso, el año próximo podría sumar algún modelo en el segmento de las minivans. Ya en los talleres de Carone, en la localidad bonaerense de Tortuguitas, se encuentran un par de unidades sobre las que se están haciendo prueba del CS15, el modelo más chico. Estos vehículos llegaron desde Chile donde ya se comercializan.

De esta manera, el grupo Carone espera cerrar el año, en cuanto a marcas chinas, después del lanzamiento a comienzos de mayo de Haval y Great Wall. Changan es la marca china de mayor venta en ese país, después de otras extranjeras como Volkswagen, Chevrolet y Toyota.

El desembarco de Changan se produce en un contexto de fuerte expansión de marcas chinas. Desde la pionera Chery, hace 10 años, son ya más de 14 que se comercializan en el mercado local. Geely y Lifan se lanzaron hace unos años pero, desde el fin de las restricciones a la importación con la llegada de Mauricio Macri al Gobierno, se multiplicaron. El Grupo Socma -que vende Chery- también opera DSFK y Jac. Otro grupo fuerte es Ralitor, asociado al empresario Hugo Belcastro -el representante de Alfa Romeo en la Argentina- con varias marcas: Dongfeng, JMC, Fotón y Baic. También Shineray que comenzará a vender SUV.

En general, las marcas chinas apuestan a un precio muy atractivo en relación a los competidores tradicionales. También a ofrecer por ese valor menor un nivel de equipamiento elevado. Uno de los puntos débiles es la imagen de vehículos inseguros y de menor calidad, algo que intentan contrarrestar con un estrategia de confiabilidad ofreciendo hasta ocho años de garantía.

Con toda esta oferta, las marcas chinas van creciendo en el mercado y ya representan el 2% de las ventas totales, más de 20.000 unidades. Según estimación de importaciones para los próximo años, esperan duplicar esa participación para 2020.

Claro que todas estas proyecciones están condicionadas por lo que suceda con el dólar. En estos días las marcas importadas están subsidiando las ventas a través de la operación con un tipo de cambio por debajo del que rige en el mercado. Hasta hace unos días, la cotización que tomaban algunas marcas era de $26. Ayer, un par de automotrices lo subieron a $29. De esta manera, quienes compren estos modelos reciben indirectamente un descuento.

Dejá tu comentario