Aprueban nuevas subas en gas (resta definir desde cuándo)

Edición Impresa

• Falta que el ENARGAS autorice las tarifas.
• En total, ahora ajuste y castigo van del 100% al 280%

El Gobierno de Cristina de Kirchner aprobó ayer aumentos en las tarifas de gas para las empresas Camuzzi Pampeana, Litoral Gas y Transportadora de Gas del Sur (TGS) mediante decretos publicados en el Boletín Oficial. Esos instrumentos no implican, sin embargo, la aplicación inmediata de los ajustes, porque todavía falta que el Enargas (Ente Nacional Regulador del Gas) apruebe los nuevos cuadros tarifarios.

Como antecedente, en abril el Gobierno dictó iguales decretos para MetroGas, Gasnor, Cuyana y Centro, y hasta ahora el organismo regulador no aprobó las nuevas tarifas. En este momento, sólo falta que el Ejecutivo firme los decretos correspondientes a Camuzzi Sur y Transportadora de Gas del Norte (TGN), para que queden avalados todos los acuerdos transitorios con las empresas de gas.

Por el momento, Gas Natural BAN sigue siendo la única gasífera que recibió dos recomposiciones en el margen de distribución, porque fue también la primera en renunciar a litigar en el CIADI y la controlante (Gas Natural de España) se hizo cargo de una eventual indemnización al socio (L&G, que ahora ya vendió su parte), que continuó litigando en un tribunal internacional.

Retroactividad

En el momento en que el ente regulador apruebe los aumentos conocidos ayer, también se definirá si son retroactivos al 1 de setiembre de 2008, ya que ésta es la fecha de vigencia prevista en todos los decretos. En caso de que eso se confirme, el Enargas también deberá determinar si se aplica un plan de cuotas para que las empresas cobren el retroactivo, situación que ya se registró en el caso de las eléctricas Edenor, Edesur y Edelap.

En todos los casos, el Gobierno está autorizando un aumento del 20% en el margen de las transportadoras y del 27% en el que perciben las distribuidoras. Pero en aquellas cuyos accionistas mantienen juicios contra el Estado nacional en el exterior, lo recaudado por los incrementos debe depositarse en un fondo específico para el pago de obras o trabajos en el área de prestación del servicio. En esa situación están TGS y MetroGas, entre otras prestadoras.

Una vez que se aprueben los cuadros tarifarios, los aumentos aprobados ahora y en abril implicarán un ajuste en las tarifas de todos los usuarios, con excepción de los residenciales de las categorías R1, R21 y R22. El consumo anual para definir el tipo de usuario varía según la zona del país. En el área metropolitana Buenos Aires, la categorización implica que las subas empiezan a cobrarse a partir de un consumo de 800 metros cúbicos anuales, siendo esta clasificación movible porque un mismo usuario puede fluctuar de una a otra categoría al depender del gas consumido en los últimos seis bimestres, incluido el que se está facturando.

Según los cálculos oficiales, el ajuste que se otorgará a transportistas y distribuidoras de gas, más el incremento en el precio del gas que ya está aplicándose desde setiembre de 2008, no debe superar el 10% para los residenciales R23 (de 801 hasta 1.000 metros cúbicos), el 15% para R31 (hasta 1.200 metros cúbicos), el 20% para R32 (hasta 1.500 metros cúbicos), el 25% para R33 (hasta 1.800 metros cúbicos) y el 30% para R34 (más de 1.800 metros cúbicos).

Sin embargo, además de los ajustes en las remuneraciones de petroleras (por el gas en boca de pozo) y en los márgenes de transporte y distribución, los consumidores pagan desde noviembre de 2008 el cargo adicional que recauda el Estado nacional para pagar importaciones del producto y mejorar la retribución a las productoras. Por este último concepto (especialmente) más el resto de los incrementos más los castigos por mayor consumo que en 2003, la factura de un usuario puede tener una suba del 100% al 280%, según el nivel de consumo.

Dejá tu comentario