Apuran ley K para quitar a Macri fondos de banco

Edición Impresa

Los diputados del kirchnerismo tienen la consigna de «avanzar», tal como anticipó este diario, con el proyecto de ley que anularía una vieja norma que obliga a depositar en el Banco Ciudad de Buenos Aires los montos provenientes de los litigios de los fueros Laboral y Comercial. De esa manera, aún con un trámite normal para la sanción de la ley, pronto Mauricio Macri se enfrentaría a un nuevo conflicto, pero en este caso sin muchas posibilidades de oponerse. Los fundamentos de la iniciativa están en que esos juzgados pertenecen a la Justicia nacional y son solventados por el Gobierno nacional. Otros argumentos arrogan que el dinero es de personas que tienen juicios en la Ciudad de Buenos Aires.

Lo cierto es que el Banco Ciudad de Buenos Aires se quedaría sin $ 6.800 millones, lo que representa el 30% de sus depósitos y la merma podría repercutir en el costo de los créditos hipotecarios.

Es una embestida fuerte del kirchnerismo tras la polémica por el traspaso del control de los subterráneos, después de la sanción de la ley que ratifica esa transferencia. Macri resiste hacerse cargo del transporte y tampoco, en el Gobierno porteño, consideran la posibilidad de volver a negociar los subtes y pedir clemencia por los depósitos.

Mientras tanto, la iniciativa K ya desembarca en las comisiones de Finanzas y Legislación General para obtener despacho.

La diputada nacional Diana Conti, autora del proyecto, explicó que «lo que se pretende es volver a la situación previa a 1965, ya que por tratarse de juzgados federales, los depósitos que los jueces deben resguardar tienen que hacerse en el Banco Nación», aludiendo a la disposición del Gobierno de Arturo Illia de obligar a hacer los depósitos en el Ciudad.

Conti firmó el proyecto junto con Carlos Kunkel, Oscar Albrieu, Jorge Landau y Luis Cicogna.

El bloque kirchnerista también lo integra Roberto Feletti, exviceministro de Economía de la Nación y el titular del Banco Ciudad durante la gestión de Aníbal Ibarra. Feletti explicó a este diario que «el banco disfruta y se beneficia con un fondeo a largo plazo y a bajo costo, siempre estuvo bien administrado pero ese beneficio se hace sobre la base del Presupuesto nacional. El proyecto demanda poner en orden la disposición de los fondos para aplicarlos con criterio federal».

La idea es que Macri reciba el mensaje de que, si quiere hacer gestión con fondos federales «los tramite como cualquier gobernador».

«Los fondos de los depósitos judiciales que a la Justicia nacional corresponden deben incrementar los depósitos de un banco nacional, para que sean aplicados a proyectos de orden federal», insistió Conti.

«Por lo pronto, vamos a recibir a todas las entidades gremiales vinculadas a la entidad, y desde ya podemos asegurar que se garantizará que no habrá ningún impacto en el empleo del banco», remató la diputada.

Dejá tu comentario