Argentina, obligada a ganar

Edición Impresa

La Argentina tiene que vencer hoy a Serbia, cuando lo enfrente desde las 21, para tener chances de clasificarse a las semifinales de la Liga Mundial, que se está jugando en el Estadio Orfeo de Córdoba. El entrenador del seleccionado argentino, Javier Weber, se mostró «satisfecho» por el rendimiento de su equipo, pero «amargado» a la vez por la ajustada derrota por 3-2 sufrida ante Brasil, el mejor representativo del mundo y defensor del título, en la apertura de la fase final.

«La Argentina hizo un buen partido, no tanto en el primer set, pero después jugó un muy buen vóleibol durante dos horas, algo que no venía realizando esta temporada, en la que el equipo no mostró regularidad», expresó el técnico. «Jugamos con la frente alta, caímos dignamente y ya pensamos en el partido ante Serbia», agregó Weber.

Por eso, el entrenador aseguró estar conforme con el rendimiento exhibido por el equipo, pero amargado por la derrota frente a los brasileños, máximos candidatos al título.

«Estoy satisfecho, pero no quedé contento. Hemos hecho un gran partido, pero prefiero jugar mucho peor y ganar, ya que no me gusta perder a nada», remarcó.

Weber destacó la ventaja de no tener que haber jugado ayer, ya que eso le posibilitó ver el funcionamiento de su rival de esta noche, que enfrentó a los brasileños.

«Sin dudas, Argentina sufrió un quiebre en su historia voleibolística, porque ha perdido 13 partidos consecutivos, pero la buena performance frente a Brasil, que se definió en el quinto set, marcará un punto en la mejora que ha tenido el equipo», puntualizó el entrenador.

«Siempre dije que confío plenamente en estos jugadores. Es un equipo joven que debe aprender a jugar en este nivel. Todo el tiempo te va marcando. No sólo este partido frente a Brasil va a marcar el quiebre, sino que será todo este campeonato en el que se irá mejorando el nivel», amplió.

Hoy, además de Argentina-Serbia, se enfrentarán desde las 17.30 Cuba e Italia, y a partir de las 21 Argentina jugará frente a Serbia.

Dejá tu comentario