Arrancan contactos para definir alianza de electos

Edición Impresa

 Pese al frenético mes que comenzó durante la noche del domingo último, con la confirmación del balotaje que protagonizarán el 22 de noviembre los presidenciables del Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, y de Cambiemos, Mauricio Macri, los gobernadores electos y reelectos ya protagonizan el nuevo desafío de convivencia desde diciembre próximo, con cruces de llamadas y contactos diversos para comenzar sin fisuras las incipientes nuevas gestiones.

A esto se le suman las transiciones en los distritos que cambiarán de color político. Veamos:

•Tras el batacazo que dio el senador nacional del radicalismo y gobernador electo de Jujuy, Gerardo Morales, sus equipos técnicos se comunicaron con sus hermanos salteños, quienes están liderados por el mandatario reelecto del justicialismo, Juan Manuel Urtubey, quien iniciará su tercer período desde diciembre.

Pese a que existe una pequeña posibilidad en cuanto a que Urtubey integre un gabinete nacional ante una victoria de Scioli el 22-N, la realidad es que desde el entorno de Morales llamaron rápido a Salta para interiorizarse sobre un problema que comparten ambos: el control de las fronteras argentinas que realizan las fuerzas de seguridad nacionales y el narcotráfico.

Ese tópico se encuentra entre los primeros puntos de una agenda que tiene, como meta principal, dejar de lado el color político para unir fuerzas frente a reclamos ante Nación como, por ejemplo, las respectivas economías regionales de cada distrito y la coparticipación igualitaria en cada una, entre otros.

•Esos contactos entre un radical jujeño y un justicialista salteño (cada vez más lejos de ser kirchnerista) suman el interés del peronismo disidente: el actual mandatario puntano y diputado nacional electo, Claudio Poggi, también dialogó con Morales en las últimas horas.

El gobernador electo de San Luis y sucesor de Poggi, Alberto Rodríguez Saá, cuenta con la buena relación que tiene Morales en la Cámara alta con su hermano y expostulante presidenciable el 25-O, Adolfo Rodríguez Saá, por lo que se descarta que el vínculo entre estas provincias se verá reforzado.

•La novela de las transiciones, en tanto, continúa por un camino sinuoso entre el paso de un color político a otro. Por caso, el gobernador electo el 21 de junio último, el radical Alfredo Cornejo, pidió ayer a los gremios del sector público que tengan "comprensión" de cara a la gestión que comenzará en diciembre próximo, y descartó aumentos del 35 por ciento, como el del corriente año.

"A los gremios del sector público les voy a pedir la comprensión. Se ha hecho ingresar a 27.000 -trabajadores- en ocho años. Les voy a explicar la situación y espero que tengan las contemplaciones posibles", advirtió Cornejo.

Por su parte, el actual mandatario provincial, el justicialista Francisco "Paco" Pérez, aseveró que en el corriente año impactaron dos factores en los ingresos de Mendoza: la baja coparticipación hacia la provincia y la caída del barril de petróleo.

"En los dos primeros años la situación mundial del petróleo va a seguir en baja y eso impactará en concepto de regalías y puestos de trabajo en la provincia", explicó el gobernador, que pese a haber tenido infinidades de cruces con Cornejo -viajará mañana a los Estados Unidos para buscar inversiones-, buscó en los últimos meses la mejor transición posible.

Otro caso similar se da en Tierra del Fuego, donde la gobernadora electa del FpV Rosana Bertone busca apaciguar la ansiedad de distintos actores provinciales frente a una debilitada economía local que recibirá desde diciembre. En específico, la crítica situación del sistema jubilatorio, que generó rispideces en las últimas semanas respecto de la necesidad o no de modificarlo.

Bertone se metió de lleno en la campaña para el 22-N y expresó que "por más que Macri diga lo contrario, no va a sacar la 19.640 -la ley de beneficios fiscales y aduaneros que tiene el distrito-, pero seguramente abrirá la importación, y eso complicará a Tierra del Fuego", y agregó: "Scioli interpelaría directamente al ciudadano; yo prefiero ir a la calle con la gente".

Dejá tu comentario