11 de diciembre 2015 - 00:00

Asumió Vidal y cosechó ya ley que crea ministerios

Mauricio Macri acompañó a  María Eugenia Vidal en la jura. Daniel Scioli se diferenció de Cristina de Kirchner y entregó la banda y el bastón a la gobernadora, que se retiró acompañada por su familia.
Mauricio Macri acompañó a María Eugenia Vidal en la jura. Daniel Scioli se diferenció de Cristina de Kirchner y entregó la banda y el bastón a la gobernadora, que se retiró acompañada por su familia.
Buenos Aires - En una ceremonia que tuvo como invitado estelar al presidente, Mauricio Macri, María Eugenia Vidal juró pasadas las 9 de ayer en la Legislatura como gobernadora -se convirtió en la primera mujer en acceder al máximo cargo provincial- y tomó los atributos de mando que le entregó el saliente justicialista Daniel Scioli, clausurando así 28 años de peronismo en el poder bonaerense.

"Recibimos una provincia quebrada, deficitaria y llena de deudas, incluso en las áreas más sensibles", disparó con dureza Vidal, con Macri y Scioli -protagonistas del balotaje del 22 de noviembre- como testigos directos. Fue el primer eslabón de la intensa agenda del exjefe de Gobierno porteño, que continuó con su unción como sucesor de Cristina de Kirchner en el Congreso Nacional.

La mandataria -de 42 años y quien dio la sorpresa en las elecciones del 25-O al vencer desde Cambiemos al candidato del Frente para la Victoria, Aníbal Fernández- cerró de esta manera un traspaso de poder con Scioli que contrastó con la falta de acuerdo que signó la tensa transición presidencial.

En un recinto colmado por simpatizantes de la UCR y el PRO, funcionarios provinciales y autoridades parlamentarias, Vidal fue proclamada por los legisladores con un cerrado aplauso en la sesión preparatoria, tras lo cual ingresó al recinto acompañada por Scioli y Macri. En primer lugar juró el vicegobernador electo, el radical Daniel Salvador, y posteriormente le tomó juramento a la dirigente macrista y le hizo entrega del diploma que la acredita como gobernadora, ante la mirada de su esposo, el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, y sus tres hijos. Luego llegó el turno de Scioli, que le entregó la banda y el bastón.

En su discurso, entre otros ejes Vidal confirmó que trabaja para cumplir con los sueldos de diciembre y los aguinaldos -gestiona una asistencia financiera de Macri de $ 10 mil millones-, que enfrentarán la inseguridad "con decisión", que convocará "desde el primer día" a los docentes (ver página 17) y que citará la próxima semana a los intendentes.

"La provincia es de la gente y ustedes son nuestros jefes", enfatizó, pidió a los bonaerenses que no la "dejen sola" y se apoyó en Macri y el flamante jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, también presente en la ceremonia. "Los tres vamos a trabajar coordinando esfuerzos; juntos somos equipos, y creemos que ésa es la única forma de gobernar", dijo.

Vidal juró "por Dios y la Patria y los Santos Evangelios" y cuando se produjo la entrega del mando, los simpatizantes de Cambiemos corearon el "Sí, se puede".

El turno de la jura de sus ministros y secretarios, en cambio, será hoy a las 13 en una ceremonia que se desarrollará en el Teatro Argentino de La Plata.

Sin embargo, para ello Vidal debió asegurarse que la Legislatura -en ambas cámaras, en sesión extraordinaria y ya con la nueva conformación- le aprobaran ayer mismo -poco después de su jura- el proyecto de ley que reforma la estructura de ministerios, en lo que fue su primera medida de Gobierno y un guiño de la oposición en favor de la gobernabilidad.

El retoque -remitido ayer mismo al recinto y que fue apoyado por todos los bloques- incluye bajar a 11 el número de ministerios (dos menos que los actuales) y, entre otros ejes, la eliminación de la Jefatura de Gabinete, para repartir sus funciones entre el Ministerio de Gobierno (que conducirá Federico Salvai) y el de Coordinación y Gestión (de Roberto Gigante).

El gabinete tendrá predominio macrista -sobresalen por su rol clave Hernán Lacunza en Economía y Cristian Ritondo en Seguridad- e incluirá a tres funcionarios sciolistas: el subsecretario de Turismo, Ignacio Crotto; Gustavo Ferrari, en la Asesoría General, y el titular de ARBA, Iván Budassi (hasta fin de mes).

Dejá tu comentario