Aviones Pampa tendrán equipamiento ucraniano

Edición Impresa

• Rige ya acuerdo para proveerlos de asientos eyectables de ese origen

En el mismo sendero que Venezuela, la Argentina orienta la compra de material bélico hacia países de la ex Unión Soviética. El programa de construcción de 40 jets entrenadores Pampa, versión GT (Generación Táctica) prevé equiparlos con asientos eyectables de una fábrica ucraniana.

El componente -una de las piezas más sensibles; de él depende la seguridad y la vida del piloto-, seleccionado por la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) que preside Raúl Argañaraz, es el modelo K-36, construido en Ucrania por la firma Zvezda. El dispositivo actual en uso en todos los aviones Pampa de la Fuerza Aérea es el modelo Martin Baker Mk-10AR de ingeniería británica, pero fabricado en Italia por la empresa Sicamb.

La novedad del giro hacia la tecnología rusa se conoció a mediados de junio durante la última Feria Internacional de la Aeronáutica y el Espacio de Le Bourget, Francia.

Argañaraz presentó una maqueta del futuro Pampa GT (sólo la cabina) y manifestó la preferencia por el mecanismo ruso que proveerá Zvezda. Su mano derecha en aspectos técnicos, el ingeniero Nicolás Topa, detalló que el acuerdo con los rusos fue firmado y está efectivo. El cierre del contrato se hizo en medio del cambio de titulares de Defensa y aguarda ser analizado por el secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa, Santiago Rodríguez, y ratificado por el ministro Agustín Rossi.

Otro paso más en esa dirección fue la firma de una carta de intención con el gigante ucraniano Antonov para trabajar en proyectos de fabricación y mantenimiento de aviones que apunta a reemplazar los Fokker F-28 y F-27 de la Fuerza Aérea por similares de aquel origen.

"En ese avión (el Pampa) vamos a cambiar el asiento eyectable británico por uno de origen ruso con transferencia de tecnología y garantía de que nunca más la defensa nacional va a depender de nuestros enemigos", había anticipado el titular de FAdeA en la edición de mayo de la revista Avión Negro de la militancia kirchnerista. "Para garantizar la autonomía estratégica de la Nación en materia de Defensa hemos estudiado el escenario global y seleccionado las mejores alternativas extra-OTAN", completó Argañaraz.

El aserto pone en jaque dos componentes esenciales del programa Pampa GT, el motor Honeywell TFE 731-40-2N y la renovada aviónica digital provista por Elbit. El primero es originario de los Estados Unidos y el instrumental lo desarrolla la mayor empresa de defensa de Israel, dos actores de inequívoca vinculación con la alianza atlántica.

El embajador italiano Guido La Tella envió una carta al ministro Rossi en la que manifiesta su preocupación por el cambio de rumbo por cuanto "existe una reciente solicitud de la Fuerza Aérea Argentina de adquisición de asientos de Sicamb cuya correspondiente licencia de exportación ya ha sido aprobada por el Gobierno italiano". Y agregó: "Todos los aviones de esta misma línea tienen asientos fabricados por Sicamb de Italia, vendidos durante 2006 a 2008. En ese período se transfirió la tecnología para realizar el ensamble y la fabricación de elementos adicionales que se efectuó en el Taller Integral de Reparación de MBA SA en Córdoba".

Tres fuentes de logística militar, una por cada fuerza, consultadas por este diario, aseguraron que la filial argentina de Martin Baker, la empresa MBA SA, respondió siempre a su obligación de proveedor. Otras en actividad aeronáutica explicaron que no hay experiencia sobre la performance del asiento Zvezda en aparatos que no sean las aeronaves de la Federación Rusa y sus países del área de influencia. Desde la finalización del conflicto de 1982 nunca se produjeron ni demoras ni faltantes en la provisión de repuestos de los que equipan los aviones militares criollos. El único antecedente fue una compra, más tarde desechada, de la Fuerza Aérea de India para equipar su jet entrenador HJT-36 Sitara. En enero de 2004, el asiento Zvezda de un avión HJT-36 sufrió una auto ignición, atravesó el techo del hangar de la base india en Bangalore. No hubo heridos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario