Ayer, subiendo la cuesta

Edición Impresa

... Y arriba la calle bursátil global se vistió de fiesta. Sólo faltó la voz de Serrat para completar el clima festivo y que, del modo más natural, revirtió la pendiente del miércoles. Conclusión: el juego simple de entrar, picar y salir, con la superficie de los mercados poblada casi en exclusividad por los amantes del riesgo potenciado y los cambios en corto. Si la novedad del día pasó por el entuerto peligroso entre Venezuela y Colombia, ya tomando medidas más drásticas desde una de las partes, hubo una segunda presentación de Bernanke en la Fed, la que -a la inversa de lo previo- sirvió de aparente abono para los repuntes. De tal forma se reacomodó el camino del Dow Jones, replicado en Europa con subas que rondaron el 2%. En nuestra zona, el Bovespa en la misma intensidad -alza del 2%- y finalizando con lo hecho en Buenos aires, un tanto más modesto.

El Merval principal, después de hacer piso en los 2.329 puntos -siempre encima del cierre anterior- llegó a una altura máxima de 2.373, concluyendo en 2.359 y con porcentual del 1,4%. Pero, apartando a Tenaris de la nómina, las de sede local no pasaron del 0,80% de aumento. Ergo, hubo una muy notoria trepada en la acción clave, probablemente la incidencia de Venezuela-petróleo, le diera alas para subir más del 3%. Diferencias muy contundentes entre especies, sumando ganancias 67 papeles y con sólo 15 títulos en baja. En cambio, el volumen no respondió con dilatación, sino que quedó con sumas inferiores y no más de $ 37 millones. Como en el «tobogán» de los chicos, una fecha se utiliza para deslizarse, después se da la vuelta y comienza el ganar peldaños: para repetir el juego. La Bolsa, en la placita.

Dejá tu comentario