Baja de reintegros golpea a sectores del agro en crisis

Edición Impresa

Semanas atrás se comenzó a especular con la posibilidad de que el Gobierno reduzca o elimine los reintegros a las exportaciones, algo que finalmente ayer se ejecutó y la baja establecida fue del 66%.

En este contexto los diversos sectores exportadores no recibieron bien la medida, pero quizás las más complicadas, de ahora en más, sean las economías regionales, con las frutas de pepita (peras y manzana) y las uvas a la cabeza.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coningaro, entidad que nuclea a las cooperativas del campo, fue unos de los más críticos: "Estamos convencidos de que el Gobierno puede recaudar más apostando de otra manera, que es promocionando las exportaciones y teniendo un perfil exportador más agresivo que con estas medidas que reducen la competitividad". El dirigente gremial también detalló que en las distintas mesas de competitividad en las que participó con el presidente de la Nación, nunca se puso sobre la mesa la posibilidad de bajar los reintegros a las economías regionales, por el contrario se estaban haciendo gestiones concretas para que el Gobierne considere elevarlos para sectores en crisis como la producción de manzana o la vitivinicultura.

Incluso ayer la entidad cooperativa presentó el denominado "semáforo de las economías regionales", en la que de 19 sectores bajo análisis, sólo cinco presentan buen escenario.

Mientras tanto, desde el Gobierno justifican que la fuerte devaluación del peso en los últimos meses les concedió mayor rentabilidad a los sector exportadores y además con esta medida logran un ahorro fiscal de entre $5.000 millones este año, y $29.000 millones en 2019.

El comunicado oficial señaló que la reducción establecida será sobre la base de "un esquema diferenciado por producto", pero no dio detalles al respecto y se presume que a partir de hoy habrá precisiones.

Lo cierto es que el escenario es diferenciado por sector: mientras la carne vacuna argentina conquista nuevos mercados e incrementa sus niveles exportables, la lechería afronta su peor crisis histórica, la avicultura advierte una caída en los precios internacionales y lo mismo sucede con los envíos de harina, sólo para citar unos ejemplos. Así es que los distintos sectores ahora pujan por ser lo menos perjudicados con esta nueva medida.

Dejá tu comentario