Bernanke: “Las tasas, bajas por un período prolongado”

Edición Impresa

Washington - El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sostuvo ayer que un débil mercado laboral y una inflación controlada garantizaban tasas de interés bajas por «un período prolongado», lo que disminuyó las expectativas sobre un pronto ajuste. En su primera aparición en el Congreso tras una disputada votación en el Senado sobre su confirmación el mes pasado, Bernanke ofreció una evaluación relativamente sombría sobre la economía estadounidense, pese a señales recientes de fuerte crecimiento. Estados Unidos ha perdido 8,4 millones de empleos desde que en diciembre de 2007 comenzó la recesión más profunda que haya vivido el país desde la Gran Depresión. El jefe de la Fed dijo que las pérdidas de empleos estaban cediendo, pero reconoció el impacto de la recesión en los trabajadores. «No obstante las señales positivas, el mercado laboral se mantiene bastante débil», señaló.

Éstas fueron las principales definiciones de Ben Bernanke ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

La Fed estaba preparada para seguir apoyando la economía con estímulos extraordinarios por algún tiempo.

El Comité Federal de Mercado Abierto sigue anticipando que las condiciones económicas -incluyendo una baja tasa de utilización de los recursos, una inflación moderada y expectativas moderadas de inflación- exigirían niveles excepcionalmente bajos para las tasas de interés por un período prolongado.

El aumento de la tasa que les cobra a los bancos por préstamos de emergencia es parte de los esfuerzos por retirar algunas de las medidas implementadas para incrementar la liquidez en los mercados financieros, pero no un presagio de una política monetaria más restrictiva.

En algún momento llegaría el ajuste monetario y para ello la Fed posee una amplia base de herramientas para retirar esos estímulos cuando llegue el momento adecuado. La Fed deberá en algún momento empezar a ajustar sus condiciones monetarias.

Entre las opciones de la Fed están las transacciones para retirar reservas de las instituciones financieras del mercado.

Un programa como ése, una facilidad de depósitos a plazo que les daría a los bancos el incentivo para dejar su dinero en el banco central, podría ser operacionalmente corto tras ser probado a mediados de año.

Aunque la economía estadounidense creció un 4% en la segunda mitad del año pasado, tengo dudas del vigor de la recuperación.

Gran parte de ese rebote se debe al incremento de inventarios, que es temporal, y al estímulo presupuestario, que disminuirá este año.

Una recuperación sostenible dependerá del crecimiento continuado en la demanda de bienes y servicios por parte del sector privado. La demanda ha subido de forma moderada, gracias a aumentos del consumo, la inversión y el comercio internacional. Pero al mismo tiempo, el sector inmobiliario sigue siendo el talón de Aquiles de la economía estadounidense.

Creo que sería útil en la situación actual si el Congreso y la administración pueden proveer un plan que muestre cómo el déficit caerá a este nivel del 2,5%-3% del PBI al menos, en los próximos 10 años. No sé exactamente cuáles programas, qué impuestos, qué cambios harían ustedes. Eso ciertamente depende del Congreso. Pero un esfuerzo concertado para hacer eso probablemente sería bueno para la confianza.

El problema de Grecia es muy serio y no concierne únicamente a las cuestiones presupuestarias, sino también a las cuestiones de competitividad a causa de la tasa de cambio única. Hemos hablado con los dirigentes europeos, se concentran fuertemente en la resolución de este problema. Trabajan en estrecha colaboración con Grecia, que ha propuesto una consolidación presupuestaria considerable. Mantenemos un ojo en ello, pero es evidentemente a los europeos a quienes esto más concierne y quienes están más expuestos a estos problemas.

El Congreso debe preservar la confidencialidad de los bancos que le piden prestado a la Fed a través de la ventanilla de descuento. De todos modos, los funcionarios apoyarían la revelación de los préstamos y otras facilidades especiales con un cierto lapso de tiempo.

Dejá tu comentario