Boca jugó en la Libertadores, pero sólo ellas se enteraron

Edición Impresa

Al cierre de esta edición, Boca Juniors estaba jugando por los cuartos de final de la Copa Libertadores, pero ¿quién lo sabía? Pocos... muy pocos. Es que no se trata del equipo convencional, sino del fútbol disputado por las mujeres. Y si bien las chicas ganan terreno en la cancha parece que aún están muy lejos de igualarse con sus pares masculinos. ¿Machismo?, quizás o falta de información.

Pero más allá de ser Boca el que está jugando por la Copa Libertadores, representa a la Argentina. Es que en el torneo femenino, organizado por la Conmebol, a diferencia del masculino sólo juega un equipo por país. Salvo en el caso de Brasil, que cuenta con tres equipos en la Copa. Desde el club Boca Juniors dieron un dato no menor: Brasil obtuvo los cuatro títulos disputados. ¿Será entonces éste el tiempo de la Argentina?

Desde 2009 se organiza la Copa Libertadores Femenina, la duración es de dos semanas y los partidos se disputan cada dos días. Y a diferencia de la copa masculina, no hay partidos de ida y vuelta; todo se define en un solo encuentro. Desde la AFA explicaron que son tres grupos de cuatro equipos cada uno. Clasifican los tres primeros y el mejor de los segundos. Boca ya pasó esa instancia y se encuentra dentro de los mejores cuatro equipos de América Latina.

«Boca participó todos los años, excepto uno de ellos en el que no calificó y en su lugar lo hizo San Lorenzo», explicaron desde Casa Amarilla. Ningún equipo argentino logró obtener la Copa Libertadores, siempre lo hicieron los equipos de Brasil. En el campeonato latinoamericano participa el mejor equipo de Ecuador, Colombia, Bolivia, Venezuela, Chile, Paraguay, Perú, la Argentina y tres equipos de Brasil.

Como sólo un equipo por cada país puede jugar el torneo se hace mediante una final entre el campeón del torneo Apertura y entre las ganadoras del Clausura. Así Boca logró llegar a esta instancia jugando con el flamante equipo de la UIA de Urquiza, al que devastó en los dos partidos -disputó uno como visitante y el otro como local-, con una diferencia de seis goles a la ida y de siete a la vuelta.

Aunque el fútbol femenino apenas cuenta con sponsor y con fanáticos de la redonda de mujeres, fue oficializado en 1991 por la AFA y cada vez más clubes profesionales cuentan con sus planteles femeninos. «En Boca sólo hay un equipo de 11 de mujeres, no existen las inferiores. Pero sí tenemos reserva en FUTSAL -fútbol de salón-», indican desde el club Boca.

En 2010, el xeneize logró su mejor performance llegando al tercer puesto en la Copa Libertadores. Hoy buscará superarse y derrotar a Sao José, el último campeón. Y para esto el equipo se reforzó con Ludmila Manicler, llegada del Barcelona de España con un claro objetivo: ganar la Copa Libertadores 2012. Y además la recién llegada a Boca viene con un sueño «jugar los partidos de fútbol femenino en la Bombonera», algo que todavía no ocurrió nunca -los encuentros se disputan en las canchas laterales-.

El desafío de que Boca gane la Copa Libertadores viene de la mano de Marcela Lesich, su técnica, una de las pocas mujeres al frente de un equipo de fútbol. Esta mujer de 46 años, oriunda de Quilmes, que mientras maneja un taxi se hace lugar para viajar y entrenar a su equipo tiene una meta: mejorar lo hecho en 2010, cuando tuvo su mejor actuación logrando el tercer puesto; ahora va por una estrella más.

Dejá tu comentario