31 de julio 2014 - 00:00

Brindis por anticipado

Brindis por anticipado
Si se tratara de un cumpleaños -o de fiestas de fin de año- algunos les dirían a los operadores de ayer que no trae buena suerte el brindar por anticipado. Pero es innegable que el desarrollo de la rueda de la víspera fue dentro de un clima festivo y con las calderas cargadas de máxima presión.

Al caer la tarde, todavía llegaban pálidas señales del exterior -diciendo que la reunión con el mediador continuaba- y sin que existiera declaración de índole oficial (a menos que "por línea privada" hubiera adelantos en algún hecho concreto). En todo caso, positivo. Cuesta pensar que movilizar nada menos que $ 317 millones de volumen -un 14% del monto general- en acciones, dando otro salto en cotizaciones (esta vez rozando el 7%) del Merval se produzca sin saberse -ni importar- si era un acuerdo o un default. Carteras que suelen jugar "sobre seguro" se hicieron presentes y en un operativo de barrido de oferta. Si bien -y hay que mencionarlo- la contraparte fue también sumamente fluida en la entrega, todo se asimiló. Pero, con semejante ritmo de demanda cabía suponer una suba todavía mayor al 7% conseguido.

De todas formas, son puntos de vista que dependen de cada observador: lo concreto es que se dio paso a una reunión espectacular que confirma aquello que varias veces deslizamos: el mercado tenía "descontada" buena parte de un final amargo. Pero estaba el terreno casi virgen para festejar con gran ruido si se encontraba un punto de acuerdo. Lo único que se descalza es lo dicho al inicio: oficialmente no había nada, pero la Bolsa salió en estampida (como si se supiera). El Merval quedó cercano a los 9.000, en el intradiario llegó a 9.060, con 62 alzas y sólo 11 bajas. El índice general -de Bolsa- subió menos del 6%, mientras en líderes el ambo Edenor-Pampa volvió a su elasticidad inaudita subiendo casi el 15% y el 18%. YPF aumentó casi el 11%, entre lo más destacado.

La Bolsa, descorchó.

Dejá tu comentario