Camporismo pone lupa a tropas extranjeras

Edición Impresa

El ultrakirchnerismo propone, a través de la senadora María Sacnun (Santa Fe), cambios al control en ingreso y actividades de tropas extranjeras. La legisladora plantea que "el Poder Ejecutivo nacional deberá, en los casos de ejercitaciones combinadas, remitir a las cámaras del Congreso un informe al comienzo del programa" y "un informe al haberse cumplido un 30% de ejecución del mismo", para analizar la posibilidad o no de "revocar las autorizaciones concedidas (...) cuando valore nuevas circunstancias relativas a la política exterior y de la defensa de la Nación que haga aconsejable tomar dicha decisión; o cuando los programas propuestos disten de lo efectivamente realizado en el territorio nacional".

"Cualquier desvío en el ejercicio del programa, así como cualquier cambio de circunstancia podrán ser reprochables por el Poder Legislativo y pondrá fin al ingreso previamente autorizado, llevando a cabo el profundo resguardo de nuestra soberanía nacional", destacan los argumentos de la iniciativa que Sacnun impulsa junto al grupo camporista que conforma junto Virginia García (Santa Cruz) y Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), entre otras.

Las senadoras además fundamentan: "Toda vez que me encuentro en las antípodas de la política exterior planteada por el presidente Mauricio- Macri desde diciembre de 2015, en particular su falta de reafirmación de la soberanía argentina sobre nuestras Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes. Esto ha quedado expuesto en diversas acciones de gobierno, tales como las declaraciones tras la reunión en septiembre de 2016 con la Primer Ministra Británica y el Presidente de los argentinos cuando hizo mención a un comienzo de negociación sobre las Islas".

Según el ultrakirchnerismo "también se ha manifestado en mapas oficiales de distintos organismos que han 'borrado' a las Islas Malvinas del mapa argentino, a la denominación como 'Falklands Islands' en publicaciones oficiales y lo que agrava aún más la situación, dada por la omisión del Presidente Macri de asistir, como se ha hecho ininterrumpidamente en las Presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, a la Asamblea General de las Naciones Unidas para dejar asentada la posición de la República Argentina sobre la cuestión Malvinas, lo cual no sólo obedece a una cuestión política e históricamente reconocida, sino también a un deber constitucional de recuperar dichos territorios y el ejercicio de la soberanía, de conformidad con la Disposición Transitoria Primera de la Constitución".

Por último, Sacnun sumó una crítica más por la "política de endeudamiento y de apertura de importaciones, que han puesto a nuestras economías regionales internas en una situación de crisis y a los acuerdos económicos celebrados con los Estados Unidos en materia de biodiésel y carne porcina, entre otros, de los cuales manifesté legislativamente mi oposición".

Dejá tu comentario