Cardenales piden saber detalles de VatiLeaks en el inicio de los debates

Edición Impresa

Ciudad del Vaticano - En la víspera de la primera reunión que establecerá las bases del cónclave que elegirá al nuevo papa, se sumaron más voces a los cardenales que exigen la divulgación de la investigación sobre el dossier VatiLeaks, el escándalo sobre la filtración de documentos secretos de Benedicto XVI.

El dossier preparado por tres cardenales octogenarios sólo es conocido por ellos y el expapa, debido a que éste decidió que esa documentación esté "exclusivamente" a disposición del próximo pontífice y cerró la puerta a una difusión anticipada.

No obstante, existe la posibilidad de que alguno de los redactores de detalles al respecto a sus pares durante las congregaciones (reuniones preparatorias) que comienzan hoy, por lo que el vocero vaticano, Federico Lombardi, anticipó que los purpurados "sabrán en qué medida podrán y deberán dar información" a quienes se lo pidan.

Sobre este asunto, el cardenal hondureño Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa e influyente figura en la Iglesia latinoamericana, afirmó en entrevista con un medio local que "creo que sería necesario, visto que somos un colegio, que si somos hermanos debemos saber las cosas que nosotros no conocemos lo suficiente ya que vivimos en el extranjero".

Sus declaraciones fueron en la misma línea que las realizadas por arzobispo de Salvador de Bahía, Geraldo Majella Agnelo, poco antes. "Si este informe es publicado, podrá cambiar la intención de voto de mucha gente". "Es deseo de los demás cardenales" conocer el documento antes de la decisión. "Puede ser un resumen. Con este dossier será posible para nosotros formar una opinión, además de recomendar algunas medidas al papa que será elegido", argumentó el brasileño.

Según el purpurado de Bahía, el contenido del documento podría hacer cambiar la intención de voto en caso de que alguno de los posibles candidatos esté involucrado en el escándalo de abusos financieros, favoritismos y corrupción filtrados a la prensa.

De acuerdo con fuentes vaticanas consultadas por periódicos romanos, el dossier podría afectar las candidaturas locales, ya que la gran mayoría de los documentos conocidos se refieren a casos internos y enfrentamientos entre miembros italianos de la curia. La semana pasada, el diario italiano La Repubblica, en base a fuentes anónimas, informó que los cardenales descubrieron una red de chantajes, sobornos y encuentros homosexuales que involucraba a la jerarquía del Vaticano. Este hallazgo sería una de las razones que llevaron al expapa a renunciar a su cargo, aunque el Vaticano desmintió la versión.

En Roma están ya cerca de 150 cardenales de los 207 que componen el Colegio Cardenalicio y se espera que el resto llegue antes del 6 de marzo. Del total, sólo 115 participarán del Cónclave.

Ya este fin de semana los que están en Roma mantuvieron reuniones privadas en las que comentaron la situación de la Iglesia y diseñaron el perfil del próximo papa, que -coinciden- debe ser "relativamente joven" para guiar la institución con energía.

En esta ocasión, como papables se considera a los cardenales italianos Angelo Scola, arzobispo de Milán, de 71 años y cercano al movimiento Comunión y Liberación, y Gianfranco Ravasi, de 70 años, "ministro de Cultura" del Vaticano. También a Marc Ouellet, canadiense, de 69 años, presidente de la Comisión Pontificia para América Latina; y a Odilo Pedro Scherer, de 63 años y arzobispo de San Pablo.

La primera congregación de cardenales comenzará hoy a las 9.30 hora local y la segunda a las 17.00 en el Aula Nueva del Sínodo, en el complejo del Aula Pablo VI. La normativa vaticana establece que el Cónclave debe comenzar entre 15 y 20 días después del inicio de la sede vacante, con el objetivo de permitir a todos los cardenales del mundo acudir a Roma, pero Benedicto XVI publicó un "motu proprio" que mantiene esas fechas, pero abría la puerta a anticiparlo.

Agencias EFE, AFP y ANSA,


y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario