Caruso fue la gran diferencia

Edición Impresa

Mientras en Buenos Aires, Fernando Hidalgo informaba que el Betis había aceptado la oferta de River por Mariano Pavone, en Salta lograba su primer triunfo ante Central Norte con Leandro Caruso como gran figura y goleador, marcando nada menos que tres goles.

El ex Vélez entró en el segundo tiempo por un nuevamente inexpresivo Funes Mori y demostró toda su capacidad goleadora con dos definiciones exquisitas dentro del área.

El River de Ángel Cappa no fue un fiel exponente del «tiki-tiki» porque tuvo muchas imprecisiones con la pelota, producto seguramente de la pretemporada.

El equipo formó con Carrizo; Ferrari, Maidana, Alexis Ferrero y Carlos Arano; Cirigliano Almeyda; Affranchino, Ortega y Buonanotte y Funes Mori solo arriba. El planteo fue el mismo que hace España y el Barcelona, es decir un 4-2-3-1, con un solo delantero neto, pero tres volantes de ataque unos metros atrás para armar juego y llegar.

En ese primer tiempo, River mostró un par de toques de Ortega, pero poca profundidad. En el segundo tiempo, Cappa sacó a Ortega y Funes Mori, y puso al juvenil Tomás Lanzini y a Leandro Caruso y el equipo cambió radicalmente, porque tuvo más velocidad con la pelota y la contundencia de Caruso. Justo en el día que Pavone se empezaba a probar la camiseta de River.

Dejá tu comentario