Provincias compensan quita de subsidios al transporte

Edición Impresa

Tucumán y Córdoba anunciaron partidas propias para amortiguar el impacto del recorte en el Presupuesto nacional. Otros distritos como Santa Fe y San Juan ya habían fijado acciones similares.

El fin de los subsidios al transporte que dispuso el Gobierno nacional en el Presupuesto 2019 pone a las provincias ante la encrucijada de destinar fondos para enfriar el boleto del colectivo o atenerse a una disparada que pueda llevar el pasaje en torno a los $40.

En estos días diferentes gobiernos provinciales anunciaron que absorberán parte de la poda que realizó la Casa Rosada, como Tucumán o Córdoba, mientras que otros distritos ya habían dicho que pondrían un freno a la suba del boleto con recursos propios, como San Juan o Santa Fe.

Un diagnóstico del contexto lo hizo el lunes el ministro de Gobierno, Justicia y Culto de San Luis, Eduardo Mones Ruiz, en una reunión con empresarios del transporte. “El 1 de enero Argentina sufrirá una crisis sin precedentes. Sin subsidios, la tarifa se multiplicará por tres, provocará reestructuración de personal en las empresas y eliminación de frecuencias, entre otras consecuencias”, manifestó el funcionario del peronista Alberto Rodríguez Saá, aunque no detalló ninguna ayuda puntual al sector.

En el NOA, el gobierno tucumano de Juan Manzur (PJ) dispuso una partida de $1500 millones en 2019 para evitar “un incremento del 250% en la tarifa del boleto”, como indicó el vice Osvaldo Jaldo. “En el Presupuesto nacional 2019 no están incluidos los aportes de subsidio del transporte para Tucumán y debíamos buscar una solución”, por eso “el viernes sancionaremos una ley para que la provincia aporte $1500 millones de pesos anuales. Con los $700 millones que Nación alcanzaríamos los $2.200 millones anuales que necesita el sector”, añadió. Jorge Berreta, vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) calculó ante una consulta del medio local La Gaceta, que sin subsidios el boleto se iría “a cuarenta y pico de pesos” y que a ese valor “el servicio no se sostiene”.

En línea similar, el cordobés Juan Schiaretti también comunicó en los últimos días un aporte de $2.000 millones, a los que se suman $1.250 millones de Nación. El mandatario rubricó convenios con municipios para que se haga efectivo el acuerdo. Hace dos días estuvo con el intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas. En esa localidad el usuario pagará finalmente $22 el boleto sobre los $36 que hubiese salido sin el apoyo del gobierno provincial.

La tarifa del pasaje interurbano en torno a u$s1 en una preocupación para las administraciones locales. Antes, en San Juan, gobernada por el justicialista Sergio Uñac, el ministro de Hacienda Roberto Gattoni había advertido que la provincia compensaría cualquier caída de recursos, y la estimaba en $1.200 millones. Su par santafesino, Gonzalo Saglione, dispuso en el Presupuesto provincial de $1.300 millones para amortiguar el impacto en un 50% en los pagos del socialista Miguel Lifschitz.

En otros distritos la ecuación está siendo analizada. Salta, por ejemplo, estudiaba un subsidio a la demanda, con foco en determinadas frecuencias y pasajeros. En tanto, ayer el gobernador de Río Negro Alberto Weretilneck señaló que pensaba en subsidiar el pasaje entre las localidades de Las Grutas y San Antonio Oeste y el puerto de San Antonio Este “porque es un colectivo que usan los que van a trabajar”. “Como somos el nexo entre municipios y Nación, vamos a ver cómo lo podemos resolver”, dijo el mandatario según consigna ADN Río Negro. Y agregó: “Por lo que nos han manifestado los municipios el aumento del boleto sería impagable” y consideró que “tiene que haber un esfuerzo compartido”.

Dejá tu comentario