7 de diciembre 2011 - 00:00

Castells piqueteó, se desmayó y ahora espera

Raúl Castells forcejeó con la Policía sobre la avenida Rivadavia. Insiste con asumir la banca en reemplazo de Ramona Puchetta.
Raúl Castells forcejeó con la Policía sobre la avenida Rivadavia. Insiste con asumir la banca en reemplazo de Ramona Puchetta.
El líder del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), Raúl Castells, se descompensó ayer tras enfrentarse con policías al encabezar una protesta frente al Congreso nacional, donde denunció «proscripción». El reclamo del dirigente tuvo que ver con el acuerdo que tenía con la diputada electa Ramona Puchetta, quien iba a renunciar a su banca para dejarle su lugar, ya que ella estaba segunda en la lista.

En la protesta que encabezó en horas de la mañana frente al Congreso, Castells denunció que fue «proscripto» y junto con sus militantes forcejearon con los efectivos policiales, a fin de tirar las vallas ubicadas sobre la calle Rivadavia y poder ingresar al recinto de la Cámara baja. En medio del tironeo, el dirigente sufrió una descompensación y se desvaneció.

«Nos han prohibido entrar. Tengo categoría tres como jefe parlamentario. Es un robo lo que están cobrando los diputados y senadores, y vamos a pelear para que se les rebaje el sueldo».

Dejá tu comentario