Cheque: oposición logró habilitar el tratamiento

Edición Impresa

Los principales bloques de la oposición en la Cámara de Diputados lograron ayer girar a comisiones el proyecto que plantea la coparticipación del impuesto al cheque, en una votación en la que el oficialismo se ausentó al considerar ilegal ese debate.

A mano alzada, con 144 diputados presentes, la oposición logró imponerse en la votación y girar el proyecto que ya aprobó el Senado a las comisiones de Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda. La bancada oficialista de Agustín Rossi abandonó el recinto para no legitimar la modificación al impuesto al cheque que, aseguran, fue votado en el Senado sin la mayoría agravada que exige la Constitución nacional.

Polémica

Al abrir la discusión, el titular del bloque de la Unión Cívica Radical, Oscar Aguad, pidió que se envíe a comisiones el proyecto para que se inicie su tratamiento, pero el titular del cuerpo, el oficialista Eduardo Fellner, argumentó que no aceptaba la norma porque era «inválida» la votación con mayoría simple que tuvo en el Senado. «Entendemos que corresponde al pleno del cuerpo que gire el proyecto a las comisiones de Asuntos Constitucionales como cabecera y Presupuesto y Hacienda», retrucó Aguad.

«Quieren empezar a transitar otro camino, intentan construir la Cámara en la que todo vale, buscan una justificación para todo. Nosotros tenemos la responsabilidad de no ser cómplices del debate constitucional que tomó el Senado»
, contraatacó Rossi ya fuera del recinto. Y agregó: «No vamos a convalidar este fraude constitucional. Espero que ustedes hagan lo mismo y el Frente para la Victoria se va de la sesión».

La Cámara de Diputados también rechazó el Decreto de Necesidad y Urgencia 1953 sobre la autorización para emitir bonos relativos al canje de deuda. Sin embargo, esa votación donde también se impusieron los bloques opositores se tornó abstracta ya que el Ministerio de Economía se presentó ante la SEC en Estados Unidos, registró el programa, la SEC formuló observaciones, éstas fueron corregidas, se aprobó el programa y el canje ya está en marcha.

«La encomienda del Decreto 1953 se cumplió entonces y absolutamente. Su objeto se encuentra totalmente agotado. Y esta Cámara debe rechazarlo por devenir abstracto el pronunciamiento acerca de la validez de ese decreto», admitió el radical Aguad.

Dejá tu comentario