Cierra hoy Francisco encuentro mundial antidroga en el Vaticano

Edición Impresa

• CON ABULTADA COMITIVA ARGENTINA INTEGRADA POR JUECES FEDERALES, FUNCIONARIOS Y LEGISLADORES
Viajaron Rafecas, Torres, Servini y Niremperger. El Gobierno envió al titular de Sedronar. Se espera discurso papal para la clausura.

Con asistentes más pendientes de sus teléfonos celulares que de los previsibles discursos de los disertantes, comenzó ayer en la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano un taller denominado "Narcóticos: problemas y soluciones para este asunto mundial", que finalizará hoy con el esperado discurso del papa Francisco. La delegación argentina está integrada por varios miembros del Poder Judicial, funcionarios de la Sedronar y el legislador porteño Gustavo Vera, una de las voces más escuchadas por el Sumo Pontífice que nunca falta a estas citas papales. A excepción de la jueza federal de Chaco, Zunilda Niremperger -que ofició como relatora y disertó durante unos quince minutos- y del propio Vera -que encendió al auditorio con un discurso donde reclamó que los Estados se involucren más en la lucha contra el narcotráfico- el resto de los que partieron de Buenos Aires en vuelo directo a Roma el fin de semana, pasaron más tiempo recorriendo los jardines vaticanos, que participando del encuentro. Entre ellos pudo verse a los doctores Daniel Rafecas y María Romilda Servini de Cubría (quien llegó tarde a la conferencia inaugural y con evidentes muestras de haber pasado una noche poco apacible y se retiró temprano) y a Sergio Torres, uno de los representantes del fuero federal que más ha estudiado la temática narco.

El que hizo su irrupción a último momento en el aula Magna de la Casina Pío IV, fue el actual titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, Roberto Moro, quien ya se había manifestado a favor del reclamo formulado a principios de noviembre por la Iglesia argentina, que pidió declarar emergencia nacional en adicciones, al asegurar que "expresa la necesidad de una política de Estado". En ese momento ya disertaba el arzobispo Marcelo Sánchez Sorondo, "canciller" de la Pontificia Academia de Ciencias, al inaugurar el evento junto a la Reina Silvia, de Suecia, cofundadora de la Fundación Mundial para la Infancia.

"Hoy en día los problemas de abuso de sustancias son de una actualidad innegable, ya que las drogas constituyen uno de los mayores flagelos de nuestro mundo globalizado, a pesar de los cuantiosos recursos empleados en todo el mundo para combatir el tráfico y la producción de estupefacientes", expresó Sánchez Sorondo en su breve alocución introductoria. "En tal sentido, parecería que la inversión en educación, en prevención, en cuidado de la salud, en tratamientos contra las adicciones y, en ciertos casos, en alternativas al encarcelamiento resultaría mucho más eficaz que la simple penalización de las víctimas", concluyó el "canciller" de la Pontificia Academia de Ciencias.

Más tarde habló la jueza Niremperger a quien, luego de su exposición, varios asistentes le consultaron sobre las amenazas que sufrió durante la investigación judicial en el marco de la causa Carbón Blanco. "Si bien fue una situación muy difícil para mí, creo que sirvió para que comenzara a hablarse del tema y que el Gobierno tomara conciencia de su gravedad", explicó la magistrada.El encuentro tuvo un break para un "pranzo di gala" en el salón donde comieron las expresidentas de Argentina, Cristina Fernández, y de Chile, Michelle Bachelet, en noviembre de 2009, invitadas por el papa Benedicto XVI.

También asistieron a la cumbre el profesor Luis Alberto Ferrari, experto en toxicología y química forense que se desempeñó más de 32 años en la Suprema Corte de Justicia de Buenos Aires; monseñor Jorge Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo y referente eclesiástico de la Pastoral Social, la lucha contra el narcotráfico y el cuidado del medio ambiente; Hector Masoero, uno de los impulsores y fundadores del Observatorio para la Prevención del Narcotráfico de la Argentina (OPRENAR), junto con Jorge Aufiero, el presbítero Guillermo Marcó y Guillermo Marconi; y el extitular de la Sedronar durante el kirchnerismo, el sacerdote Juan Carlos Molina.

Uno de los asistentes le confió a Ámbito Financiero que durante esta primera jornada de exposiciones "no hubo ninguna novedad significativa" y que lo más interesante será el debate que habrá hoy cuando exponga el escritor y periodista italiano Roberto Saviano, autor del best-seller "Gomorra", sobre las actividades de la camorra napolitana y la mafia siciliana.

Dentro de la delegación argentina existen visiones contrapuestas sobre cómo debe encararse el tema de la lucha contra el narcotráfico. Claramente no piensan lo mismo Molina -quien viene sosteniendo la necesidad de rediscutir el paradigma de Guerra frontal propuesta por los Estados Unidos y la DEA-, que los representantes del OPRENAR, mucho más alineados con el discurso oficial.

Dejá tu comentario