Comienza la campaña en México con López Obrador como favorito

Edición Impresa

El mercado se alarma y sostiene que la tendencia es difícil de revertir. La corrupción, la violencia y el magro crecimiento económico, entre las principales preocupaciones de los votantes.

Ciudad de México - México dará hoy el puntapié inicial de la campaña para las elecciones presidenciales del 1 de julio, con el izquierdista Andrés Manuel López Obrador como el líder indiscutido, según la gran mayoría de sondeos.

Desde que anunció su intención de buscar la silla presidencial por tercera vez consecutiva, López Obrador, conocido por su acrónimo AMLO, encabeza el pelotón de candidatos con un 38% de intención de voto, por delante de Ricardo Anaya (29%) -de una coalición del derechista Partido Acción Nacional (PAN)- y del oficialista, José Antonio Meade (24%).

"El liderazgo inicial de AMLO puede no ser fácil de deshacer a 100 días que restan hasta las elecciones", explicó la firma Goldman Sachs en un reporte a clientes. "Salvo un error importante en la campaña o un rendimiento muy bajo (de AMLO) en los tres debates programados".

El veterano político de 64 años sigue atemorizando a empresarios por sus intenciones de cancelar la construcción del nuevo aeropuerto de la capital y de revisar contratos petroleros por supuesta corrupción.

Con la intención de dar un mensaje de "renovación", López iniciará el domingo su campaña en el norteño estado de Chihuahua, en el mismo lugar donde el expresidente Benito Juárez restauró la República en el siglo XIX.

Ante las constantes comparaciones con el expresidente venezolano Hugo Chávez, AMLO afirma que su pensamiento político y social provienen de Juárez y del general Lázaro Cárdenas, considerados de los mejores exmandatarios mexicanos.

"Los que no quieren el cambio porque no quieren dejar de robar, pretenden asustar diciendo que si ganamos México va a ser como Venezuela", dijo López en un spot que se empezó a transmitir desde hoy. "Nosotros nos inspiramos en lo mejor de nuestra historia nacional: ni chavismo ni trumpismo".

Además de presidente, más de 87 millones de mexicanos están habilitados para elegir otros 3,300 cargos con la mente puesta en los principales problemas que los aquejan: la corrupción, la violencia y el magro crecimiento económico. A pesar de que otros tres candidatos competirán por la presidencia de la segunda mayor economía de Latinoamérica, analistas opinan que será una carrera entre dos.

Anaya, un abogado de 39 años que promueve un "cambio inteligente", se ubica en segundo lugar de las preferencias y Meade, exsecretario de Hacienda de 49 años, cayó al tercer lugar en los últimos meses en medio de escándalos de corrupción del PRI, que gobernó de forma ininterrumpida entre 1929 y 2000.

Anaya ha sido acusado de lavado de activos y Meade de desvío de recursos públicos durante su gestión en la Secretaría de Desarrollo Social entre 2015 y 2016.

"No tengo ninguna mancha más que el vitiligo", dijo Meade en un de sus spots de campaña.

Por su parte, Anaya ha dicho que las acusaciones en su contra y una investigación de la fiscalía federal son dirigidas por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

"La campaña (de Meade) continuará apuntando a Anaya ya que lo ven como su mejor oportunidad de crecer", dijo Eurasia en un reporte a clientes, donde asegura que el avance de ambos puede verse socavado por la única candidata independiente que logró colarse en la boleta: Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón.

"Dichas dinámicas ampliarán las posibilidades de López Obrador de ganar en julio. Pero las campañas no han comenzado formalmente y el nivel de votantes indecisos sigue siendo muy alto", agregó la firma.

Encuestas recientes calculan que un 30% de los encuestados aún no definen su voto.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario