21 de diciembre 2011 - 00:00

Con motivos para una suba, se sube

Con motivos para una suba, se sube
Ayer pareció ocurrir exactamente lo contrario del lunes, un cúmulo de noticias alcistas que se evidenciaron en una suba del 2,87% que llevó el Dow a 12.103,58 puntos. La primera fue la recargada colocación de letras del Tesoro español. Recargada porque a partir de hoy el BCE ofrece a los bancos préstamos a tres años al 1% anual colateralizables con algunos títulos soberanos. Esto -más el cambio de Gobierno- explica en gran medida por qué el Estado español pagó 1,735%-2,435% por títulos que en noviembre pagaron 5,11%-5,227%, mientras Grecia apenas logró colocar sus letras a pesar de la suba de tasas. Es claro que el sector financiero está comenzando a utilizar la canilla que abrió el BCE para apuntalar a los bancos y a los títulos de los países serios (¿nos gusta el mecanismo? No, la discrecionalidad nunca es buena). A esto podemos sumar la mejora por segundo mes consecutivo en la confianza de los alemanes (mucho tiene que ver el exitoso papel de Merkel en el manejo de la crisis y su efecto sobre el nacionalismo germano) y el inesperado incremento en el inicio de viviendas durante el último mes, que alcanzó el número más alto desde abril del año pasado. ¿Esto fue todo? Básicamente sí, por lo que debemos presentar una pequeña adenda: el cierre del año expone al mercado al típico Window Dressing (vestido de carteras; por cuestiones de marketing los inversores institucionales compran los papeles que más ganaron en los últimos tiempos para tratar de convencer a sus clientes de que están en la buena senda), lo que en un marco bajista de bajos volúmenes tiene el potencial de recalentar las subas, máxime si se combina con una proporción relativamente alta de posiciones vendidas. Si esto último, las noticias, o algún otro factor fue el más gravitante para disparar la suba de ayer es algo que deberá decidir usted. Lo concreto es que el optimismo fue tal que se desestimaron por completo los problemas que hay en el Congreso con la extensión de recortes a la Seguridad Social y el seguro de desempleo, y cualquier otra mala noticia, lo cual no suele ser bueno.

Dejá tu comentario